No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Plinio / Todos los cuentos
Estrenos / 9 Junio 2010

Plinio / Todos los cuentos Francisco García Pavón Se publican reunidos por primera vez todos los relatos breves protagonizados por el detective Plinio, Jefe de la Guardia Municipal de Tomelloso (G.M.T.), y su inseparable socio y colaborador, el veterinario don Lotario. Narraciones cortas e intensas o joyas literarias que casi alcanzan el título de novelas como la magistral El último sábado. Algunos cuentos aparecieron dispersos en libros y revistas, otros son prácticamente inéditos, pero en todos se aprecia la excelente prosa y calidad de narrativa de Francisco García Pavón, el padre de la novela policíaca española de calidad. Aquí están, por ejemplo, el primer caso, el del malvado Quaque, y el último, en el que Plinio sigue la pista a un asesino que pierde la memoria de sus crímenes nada más cometerlos. Aunque por encima de todo sobresale ese universo rural en donde el sentido del humor es el único elemento capaz de poner cordura en la España de la dictadura, con personajes admirablemente retratados, como el cabo Maleza o la buñolera Rocío. Todos ellos son testigos circunstanciales de crímenes «tan hermosos en su descripción como atosigantes en su origen», como dice en el prólogo Jorge M. Reverte, autor de…

El árbol de la ciencia, de Pí­o Baroja
Costumbrista / 18 Diciembre 2008

A este libro lo relaciono directamente con El Quijote porque fue su sucesor en las lecturas obligatorias de los chavales de bachillerato. Así­ como las aventuras del manchego las he leí­do tres veces, con sentimientos encontrados, a esta novelita de Baroja nunca la habí­a pillado el gusto. Hasta que te encuentras un dí­a con nada que leer y espulgas un poco la biblioteca. A ver qué es esto que tanto se recomendaba a los estudiantes… Pí­o Baroja, médico (con una tesis sobre el dolor) y pesimista crónico, nos presenta la historia de uno de sus clásicos personajes desarraigados, Andrés, desde que entra en la universidad hasta que… hasta que… En fin, empecemos por el principio, dejando mayormente la palabra al autor de tan educativo libro. Familia bastante impresentable. La madre, navarra fanática (¿?). La madre de Andrés, navarra fanática, habí­a llevado a los nueve o diez años a sus hijos a confesarse. El padre, bruto y prepotente. Don Pedro, sin pensarlo, era un hombre a la antigua; la sospecha de que un obrero pretendiese considerarse como una persona, o de que una mujer quisiera ser independiente, le ofendí­a como un insulto. De bares con los amigos. Entre ellas llamaba la…

Voces en Ruidera, de Francisco Garcí­a Pavón
Cachito / 24 Septiembre 2008

El creador del personaje de Manuel González, alias “Plinio”, guardia de Tomelloso y hábil detective de pueblo, despidió su serie de novelas con esta de “Voces en Ruidera”, en la que, además de la trama entre policiaca y costumbrista de toda novela de género, se explayaba el hombre con digresiones filosóficas como las que reproduzco a continuación, extraí­das de los parlamentos de algunos de sus personajes. Aquí­ las pongo no sólo por su estilo entre preciosista y cazurrón, antiguo y resabiado en la raí­z del decir y noví­simo y prí­stino en la del pienso. … ¿y por qué has dicho seminaristas modernos con retintí­n? – Sí­, de esos que ahora se ponen en contra de los ricos. – A buenas horas, mangas verdes, Judas vendió a Cristo y nadie ha vuelto a rescatarlo. Sigue aún en poder de los compradores. – Eso ocurre con to, don Lotario. Así­ que sale algo bueno, espiritual y que puede arreglar el mundo, hay listos que lo compran para su descanso y beneficio. – Es natural. El mundo es de los más. Y los más, son tontos o mercachifles… Los hombres, sólo de uno en uno pueden salvarse por un ideal grande. Así­ que…

UN DIA DE COLERA / ARTURO Pí‰REZ REVERTE
Estrenos / 4 Diciembre 2007

“Nadie lo habí­a contado así­”… Descúbrelo en Un dí­a de cólera la nueva novela de Arturo Pérez-Reverte. El esperado regreso de Arturo Pérez-Reverte a la novela histórica. Este relato no es ficción ni libro de historia. Tampoco tiene un protagonista concreto, pues fueron innumerables los hombres y mujeres envueltos en los sucesos del 2 de mayo de 1808 en Madrid. Héroes y cobardes, ví­ctimas y verdugos, la Historia retuvo los nombres de buena parte de ellos: las relaciones de muertos y heridos, los informes militares, las memorias escritas por actos principales o secundarios de la tragedia, aportan datos rigurosos para el historiador y ponen lí­mites a la imaginación del novelista. Cuantas personas y lugares aparecen aquí­ son auténticos, así­ como los sucesos narrados y muchas de las palabras que pronuncian. En Un dí­a de cólera, Arturo Pérez-Reverte, convierte en historia colectiva las pequeñas y oscuras historias particulares, registradas en archivos y libros. Lo imaginado, por tanto, se reduce a la argamasa narrativa que une las piezas. Con las licencias mí­nimas que la palabra novela justifica, estas páginas pretenden devolver la vida a quienes durante doscientos años sólo han sido personajes anónimos en grabados y lienzos contemporáneos, o escueta relación de…

Han matado a un hombre, han roto un paisaje / Francisco Candel
Costumbrista , Léeme , Novela / 23 Noviembre 2007

Este libro trata de la vida de el Grúa. No, no señor, yo soy el Gafas, a mí­ siempre me han llamado así­, pero al Grúa lo conocí­ de pequeño, bueno, desde que nació, éramos vecinos, claro que entonces lo llamábamos el Gruí­ca. El Grúa ya se llamaba el padre, que tení­a a la mujer de parto cuando se largó y no se supo más de él, se ve que no querí­a cargas, mientras la mujer estaba frescachona, bien, pero a lo que se quiso ver con el crí­o, pues eso, que se largó y no se supo más. El Gruí­ca se crió en la calle, en la calle y en el campo, que entonces todo esto de ahí­ eran campos, oiga. Bueno, en la calle nos criamos todos, el Abrán, el Martos, que tení­a otra banda y nos cascábamos, el Crescencico, el hijo el Crescencio que era de la CNT, el Raulito, todos en la calle, pero él más, porque ni al colegio fue, que no habí­a dios que lo tuviera allí­ metido, y claro, como la madre andaba todo el dí­a por ahí­ fregando casas y en mandados, quién iba a cuidar al chico. Eran otros tiempos, menos…

Mucho ruido y pocas nueces
Pelis / 31 Octubre 2006

Nunca he sido partidario de las adapataciones que te cambian la época, la vestimenta, y que desvergonzadamente juegan con la escena y manipulan a los actores de forma que no fue pensada inicialmente por el autor.  Eso es algo que sólo se puede perdonar cuando sale tan bien como en esta adaptación de Kennet Branagh

Sentido y Sensibilidad
Pelis / 30 Octubre 2006

Deliciosa escena familiar.  Lo mejor de una novela costumbrista, aunque esta también sea romántica, son estas escenas tan decidoras del modo de vivir de una sociedad.