No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Los años de peregrinación del chico sin color / Harumi Murakami
Costumbrista / 2 Diciembre 2013

Con una prosa atractiva, frecuentes referencias a la música y al color, una estructura bella, reivindicando el valor del sueño, en el que la realidad es a menudo más real aún, si cabe, fatalista (todo está escrito), defensor del sinsentido de la vida, aunque al final parece que se abre a la esperanza, o, al menos, nos deja que nosotros nos abramos a ella. La esperanza siempre unida al amor. Cínica a veces, existencialista en casi en todos los momentos. Así es esta nueva novela de Murakami. Nunca dejamos de ser quienes fuimos y por eso la nostalgia de aquella primera cuadrilla de adolescentes en la que comulgábamos incluso en el silencio, o, mejor, en los silencios, porque no sabíamos cómo explicarnos, pero sabíamos que el otro nos entendía porque pasaba por lo mismo. Aunque, luego en determinados momentos, el silencio causara un dolor innecesario. En una nota bibliográfica al final de la novela se dice: “La ficción de Murakami es humorística y surreal, y al mismo tiempo refleja la soledad y el ansia de amor en un modo que conmueve a los lectores […] Dibuja un mundo de oscilaciones permanentes, entre lo real y lo onírico, entre el gozo…

Niños de tiza / David Torres
Costumbrista / 4 Noviembre 2013

“Niños de tiza”, de David Torres, es, a pesar de todo, una buena novela. “A pesar de todo” quiere decir que yo me he encontrado con dos grandes piedras en el camino de su lectura. De una parte, el protagonista es tan “extremo” en su personalidad, sus rasgos están tan estilizados, que me resulta difícil identificarme en casi nada con él. Excepto en un par de momentos puntuales, nunca me ha metido en su piel. Lo mismo ocurre con su “entorno vital”: su barrio, mayormente, y sus amigos. Se ven demasiados tópicos. Y no han sido los tópicos en los que viví mi infancia. Aunque resulta que es impresionante la comunión que logra establecer entre el medio y el personaje. Las relaciones entre ellos (¿quién ha hecho a quién?) están muy bien descritas y fundamentadas. Aparecen una y otra vez, en la realidad cotidiana del barrio y en las alucinaciones del protagonista y nunca pierden fuerza. Hay momentos que literariamente me han parecido muy bonitos, quiero decir, muy bien expresados. Por otra parte, hay novelas a las que un narrador en primera persona (es decir, que sea el protagonista el que va contando la historia) no le vienen bien. Y…

Herejes / Leonardo Padura
Costumbrista / 22 Octubre 2013

¡Pasen y lean, señoras y señores! Quizás éste debería ser el único comentario de un servidor. Pero,… No sé si “Herejes” es lo mejor que he leído de Padura. “La neblina del ayer” era tan buena… Y “Máscaras” y “Adiós, Hemingway”, y… “Herejes, cuando menos, es la más impresionante. Impresionan sus 500 páginas de belleza, de rico lenguaje, de composición, de paisajes, de “historia comparada”; impresiona su estructuración, y, sobre todo, quizás, el trabajo inmenso de investigación histórica, al servicio siempre de su novela. Por momentos, parece ésta una historia salida de la necesidad de redactar de forma diferente, novelada, la tesina de una carrera universitaria de cinco años de duración: “la herejía como camino histórico de la libertad”. Y, dicho esto, sólo me quedan dos apuntes. Con la novela, regalaban una obrita (por lo cortita que es, aunque su valor no creo que admita diminutivos) de Leonardo Padura titulada “La libertad como herejía”. Pues, si la encontráis, no dejéis de leerla. De ella saco estas afirmaciones de L. Padura: “[…] Las páginas se irían acumulando en busca de una constatación dolorosa: la dosis de herejía que, en distintas sociedades, momentos históricos y vidas individuales, podían revestir la pretensión de…

Manón Lescaut / Abate Prévost
Costumbrista / 4 Octubre 2013

Andando los caminos de la disipación y el placer, Antoine-Francois Prévost, más conocido mundialmente como El Abate Prévost, nacido el 1 de abril de 1697 en Artois, Francia; habrá conocido a la hermosa y fatal Manón Lescaut, eso pienso. ¿O será que su encantador personaje femenino lo formateó de varias damas proclives al amor fácil y muy generosas con los hombres, a quienes suelen convertir en sus esclavos al fuego lento de su pasión. En realidad los propios caballeros son los culpables de aquello que critican en la mujer, como con todo acierto pensaba la dulce Sor Juana Inés de la Cruz. Además la divina Manón es víctima de su propia belleza. Ella no tiene la culpa de que los varones la acosen y se peleen por ella hasta la misma muerte y la sigan al fin del mundo, allí donde terminan los caminos. El Abate Prévost llevó una vida llena de aventuras, podría decirse que la mitad de su existencia la pasó en los monasterios y la otra mitad en el desenfreno de un hombre libre, a quien gustan las mujeres y agrada meterse en líos por ellas. Inclusive, de amplio criterio, como para preferirlas compartidas como dice la…

Pan, educación, libertad / Petros Markaris
Costumbrista , Negra / 2 Octubre 2013

“Pan, educación, libertad” no es ni la mejor novela de la trilogía sobre la crisis griega, ni, por supuesto, lo mejor que he leído de Petros Márkaris. Quizás porque no hay una correspondencia clara entre el momento socio-económico-político en el que se desenvuelve y los hechos que servirían para denunciar ese contexto. Estamos ya en el 2014, Grecia ha salido del euro y ha vuelto al dracma, la crisis se ha agudizado, llevando consigo cada día mayores dificultades incluso para comer,… Pero ahí se acaba toda referencia a un futuro inmediato, la “utopía negativa” (como sigamos por aquí, vamos a acabar ahí) que hubiera servido en la ficción para leer el momento actual, se esfuma y toda la narración podría haber sucedido dos años antes. Me parece a mí que, si una novela negra apuesta por un tiempo futuro es para iluminar el presente, pero desde aquel punto del tiempo. La posible correspondencia queda, en la novela, muy forzada, y se nota. Y todo lo demás que dijera serían de nuevo elogios. Márkaris es un autor que, mientras no me demuestre lo contrario, estará en el ranking de mis lecturas preferidas. Cada vez que escriba. Si alguien desea aficionarse a…

La Regenta / Leopoldo Alas “Clarín”
Costumbrista / 13 Septiembre 2013

¿Si Azorín afirmó, categórico: “Clarín es, sencillamente, el primer literato español de su siglo”, qué más podría decirle al joven visitante de librosmorrocotudos.com, ávido de buenas lecturas, para animarlo a leer La Regenta? En mi caso -joven del siglo XX- debo decir que mi tío Antonio -a quien sus hermanos apodaban El Camborio- un 13 de junio, día de nuestro santo, tuvo la delicadeza de obsequiarme un ejemplar de La Regenta, publicado por la editorial mexicana Porrúa, dentro de su colección “Sepan cuántos”. Lo primero que hice fue abrir el libro, empastado en tela, para oler el aroma a tinta fresca que despedían sus luminosas páginas. Mí tío, Senador de la República, orador de voz grave, que practicaba la sutileza como el propio Clarín me dijo: “si te gustó el Quijote de la Mancha, te va a encantar La Regenta, a fe mía, ambas obras poseen casi la misma calidad literaria”. Finalmente, coincidí con mi tío: la obra me pareció estupenda. Ana -la regenta- se debate entre la gloriosa beatitud de una dama de buenas costumbres y la sabrosa licencia sexual. Sin duda es una víctima de su propia belleza, ya que por ser bonita y diferente a todas, la…

El resto de la vida / Ángeles Caso
Costumbrista / 31 Agosto 2013

“El resto de la vida”, de Ángeles Caso es una historia de amor cercana al realismo mágico, una historia de “fantasmas” en la Europa desarrollada y tecnológica, una nueva revisión de un mito clásico (ésta vez el de Orfeo y Eurídice), que revolotea siempre en el fondo del relato y es otra vuelta de tuerca a esa eterna pregunta por el alcance del amor: ¿hasta dónde puede llegar?, ¿hasta más allá de la muerte? Sin esquemas religiosos a la vista. Pero, es más. También está la pregunta de si uno puede cumplir su propia voluntad a pesar de los sentimientos del otro, hasta dónde le es posible a un hombre maltratar a una mujer, sobre qué bases se asientan las relaciones de pareja, y algún otro asunto propiciado por un final abierto (o quizás demasiado cerrado). ¿Son demasiadas preguntas para una novelita corta? En sus apenas ciento cincuenta páginas (que no llegan) hay todo eso y más: una descripción de paisajes bella en la dureza de la geografía y el tiempo, un mundo de sueños, la ciudad frente al campo, las tradiciones que aún pueden quedar de enganche con el pasado,… Interesante y breve, se lee en un par de…