Archivo de la etiqueta: Fantasía

Canción de hielo y fuego / George R.R. Martin

Comienzo confesando que si la literatura fantástica de corte épico-mítico tiene su principal espada en Tolkien y El Señor de los Anillos, no me gusta nada la susodicha literatura. Me parece maniquea, infantil, pomposa, predecible y aburrida. Ahí es nada. Y las películas peor, por cierto, que transmiten tanta emoción e imaginación como la que se le supondría al encargado de vestuario de una película sobre la guerra civil española. Un técnico no se convierte en artista aunque haga fotos “bonitas”. Y el verdadero cine no es eso. Y la literatura tampoco.

Sin embargo los libros que traigo aquí a colación elevan la literatura fantástica a la categoría de sublime. Se trata de cuatro novelas de más de mil páginas cada una cuya enorme calidad consigue que el concepto de entretenimiento alcance sus cotas más altas. Porque son entretenidas hasta decir basta. Comenta Alex de la Iglesia en el prólogo a la cuarta que la técnica de escritura tiene mucho que ver con el estilo de las nuevas series de televisión (las excelentes: Los Soprano, The Wire, A dos metros bajo tierra…): historias engarzadas con un ritmo tal que crean adicción. Estoy de acuerdo con él, pero es que estos libros son mucho más que unas ágiles y divertidas aventuras. Son tantas las virtudes de esta magna obra de George R.R. Martin, que me apresuro a resumirlas.

La característica más reseñable desde mi punto de vista radica en su apabullante facilidad para crear argumentos. ¡Y qué argumentos! Se mezclan, se estiran, se encogen, se retuercen, se pierden, se vuelven a encontrar… Argumentos pequeñitos, argumentos largos, argumentos que empiezan como una chispita y que acaban explotando cuando menos te lo esperas… ¡Un maremágnum de argumentos en los que no te pierdes nunca! Son tantos y tan pegajosos los argumentos que acaban formando parte de tu vida. Cuidado con lo que le dices al conductor de autobús, que él no tiene la culpa de nada de lo que pasa en el libro. En principio.

Otra gozosa peculiaridad de estos libros se encuentra en la elección de los nombres propios, tanto de los lugares como de cosas y personas. Son de una belleza excepcional, este hombre es el gran poeta de los nombres propios. Y no cito ninguno porque cada uno tendrá sus favoritos. Desde aquí lanzo la idea de una colecta popular para erigir un monumento al traductor. Y además es que los nombres suenan a lo que representan, como dicen que hace la lengua primigenia, aquella mediante la cual la oportuna mención de un caballo lo hace aparecer de la nada.

La sucesión de capítulos también está magníficamente estructurada. Cada capítulo lleva el nombre de su protagonista, de modo que hay muchos capítulos con igual título. Al principio te sorprende, pero acabas valorando la idea como excelente pues lo que se consigue es disfrutar con antelación de lo que vas a leer. Efectivamente, acabas un capítulo y lees como encabezado del siguiente el nombre de otro protagonista… ¡Estupendo, justo del que me apetecía seguir leyendo!

Los personajes son variados y complejos. Ninguno es malo o bueno del todo. Ninguno es intocable. Se van creando ante tus ojos. Y cuidado, que se puede morir el que menos te lo esperas. Como en la vida misma. Te sorprenderás enamorándote de más de uno a la vez.

Imaginación para inventar recursos mágicos (objetos, costumbres, razas, animales…) le sobra. Y no cansa. Por cierto que en este mundo inventado la magia parece que esté volviendo a adueñarse del mundo, muy poco a poco, detalle a detalle, mientras que en El Señor de los Anillos la magia andaba de capa caída. Y esas apariciones mágicas (míticas, absurdas, irracionales…) están tan bien traídas y descritas que te las crees: son evidentes y ciertas en lo que estás leyendo. Nada es falso, no hay engaño, lo que sucede está pasando ante tus ojos, ese mundo fantástico es real. Pan, ya lo ha conseguido, te has metido en un lugar del que no tenías previamente ni idea, sufres y disfrutas con los personajes, te sorprendes, te asustas, te abrumas, te indignas… ansías leer la continuación. Gozas. Te han atrapado, pero estás lejos de sentirte idiota. Como ante la contemplación o audición de cualquier obra de arte.

También disfruta el hombre con la descripción de ropajes, símbolos y escudos. Pasa su tiempo detallando los colores y las formas de vestiduras y banderas. Esto para mí es algo nuevo, me ha costado entrar. Creo que tiene relación con la cultura del cómic y del cine. A la gente le gusta ver lo que lee, descansar o excitar la vista en los coloridos. Poco a poco ya he ido comprendiendo la idea. Me detenía ante cada descripción pictórica e intentaba imaginarla, sin prisas, despacio, hasta que… ¡Magníficos efectos! ¡Fuegos artificiales! Cada escena gana en profundidad e intención. Es como si estuvieras oliendo la sucia barba de un personaje a pesar de que lo que se describe sean sus anillos y collares. Delicioso.

Hay crueldad, por supuesto, como corresponde a la fantasía histórica (se supone que la trama general está muy remotamente basada en ciertos aspectos de la historia de Inglaterra: el muro de Adriano, la guerra de las rosas…), hay más sexo que amor (sexo del de verdad), hay batallas que nunca aburren, duelos divertidos, peleas inimaginables, traiciones a porrillo, lealtades a machamartillo, dioses de todos los colores, monstruos ignotos que acaban siendo conocidos, dragones que… vale, vale, no sigo. Un saludo a quien ha conseguido que yo me crea lo de los dragones.

Hay tantas cosas que lo mejor es descubrirlas por uno mismo. Esta obra es tan inabarcable que cada cual se acaba haciendo su propio mapa mental (los físicos se pueden consultar en Internet y tiendas especializadas, porque este escritor y la obra que aquí comento gozan de una fama hipermítica, que se diría ahora). Ustedes disfrutarán de aspectos distintos a los aquí mencionados, seguro. Pero lo más seguro es que disfrutarán.

La película en preparación:

Alberto Arzua

Puente de pájaros / Barry Hughart

puentepajarosPremio Mundial de Fantasí­a

“Mi apellido es Li y mi nombre personal es Kao,
y hay un ligero defecto en mi carácter”

En una China que nunca existió, el campesino de corazón puro conocido como Buey Número Diez y el sabio Li Kao, que tiene un ligero defecto en su carácter, unen sus fuerzas para buscar la cura al misterioso envenenamiento que ha sumido en un sopor invencible a los niños de la aldea de Ku-fu. Enfrentándose a siniestros nobles, avariciosos mercaderes, espantosas criaturas y espí­ritus de inescrutables intenciones, poco a poco irán descubriendo que su búsqueda se entrelaza con leyendas milenarias, y que las increí­bles coincidencias que jalonan su camino no son coincidencias en absoluto. Al final de su viaje les espera la resolución de un misterio de proporciones mitológicas que deleitará y maravillará a los ilustres lectores.

Barry Hughart ha recreado una China que nunca fue, pero que deberí­a haber sido, en un relato maravilloso, estremecedor e hilarante a partes iguales. Un descubrimiento galardonado con el Premio Mythopoeic y el Premio Mundial de Fantasí­a (ex aequo con Bosque Mitago de Robert Holdstock).

“Un encantador despliegue de inventiva, peligros, tentaciones y distracciones.”
The New Yorker

“Una excelente novela de fantasí­a que se basa en el folklore chino para crear una ví­vida mezcla de magia e historia… Una aventura maravillosa, que combina con mano experta lo cómico y lo grave.”
Locus

“Puede que haya un ligero defecto en el carácter de Li Kao, pero esta novela no tiene ninguno. La recomiendo de todo corazón.”  Anne McCaffrey

 
Editorial Bibliópolis
Traductor: Carlos Gardini
ISBN: 978-84-96173-69-9
256 pgs
Precio aprox: 18,95 €

 

barry   Barry Hughart (Peoria, Illinois, 1934) se crió en un rancho de Arizona. Su interés en el Lejano Oriente nació cuando fue destinado a Japón durante su servicio militar, y se centró en China al descubrir que un gran número de deidades chinas fueron originalmente personajes literarios. Sus novelas incluyen Puente de pájaros (1984, Premio Mythopoeic y Premio Mundial de Fantasí­a), The Story of the Stone (1988) y Eight Skilled Gentlemen (1990), todas las cuales están protagonizadas por el maestro Li y Buey Número Diez.  

 

————————————-

Leiaa

PORTA COELI: LA ORDEN DE SANTA CECLINA / SUSANA VALLEJO

portacoeli_la_orden1UNA TETRALOGíA QUE ABARCA 1.000 Aí‘OS DE HISTORIA DONDE SE MEZCLAN FANTASíA Y MAGIA CON CIENCIA FICCIí“N.

EN LOS OSCUROS SIGLOS MEDIEVALES SURGIí“ UNA LEYENDA QUE SE PERPETUARÁ HASTA EL FUTURO.
A principios del siglo XIV, Bernardo, un sabio erudito y antiguo guerrero, recibe la visita de un viejo compañero de armas que afirma haberse topado con un unicornio y otros monstruos extraños. En la investigación de lo que parece imposible, pronto se les une la enigmática Yebra, una joven acusada de bruja por los extraños poderes que posee. Juntos descubrirán las criaturas que empiezan a poblar nuestro mundo. Pero…¿de dónde provienen?, ¿qué relación tiene Yebra con ellos?, ¿realmente es una bruja? La respuesta se encuentra oculta en el monasterio de la Orden de Santa Ceclina, que defiende la lógica y la razón y que sin embargo esconde sus propios secretos. El hallazgo del Porta Coeli, un libro prohibido, llevará a los protagonistas a vivir una aventura más allá de este mundo.

EDEBE
Literatura juvenil
Precio aprox: 18.99 €
ISBN: 9788423688197
280 pgs

 

susana_vallejo    Susana Vallejo Chavarino nació en mayo de 1968 en Madrid. A los 26 años se trasladó a vivir a Barcelona, ciudad en la que reside desde entonces. Estudió Publicidad y Relaciones Públicas y su carrera profesional siempre se desarrolló en las áreas del Marketing y las Ventas. Desde el año 2000 trabaja en una multinacional en el área de la Comunicación, compatibilizando la vida laboral con la familiar y dedicándose a lo que más le gusta:”escribir y contar historias”.

 

Leiaa

LOS CUENTOS DE BEEDLE EL BARDO / J.K. Rowling

Los cuentos de Beedle el Bardo contienen cinco cuentos de hadas muy diferentes, cada uno con su propio carácter mágico, que deleitarán al lector con su humor y la emoción del peligro de muerte.
Muggles y magos por igual disfrutarán de los comentarios añadidos al final de cada relato, escritos por el profesor Albus Dumbledore, que cavila en ellos sobre las enseñanzas que nos dejan los cuentos, revelando al mismo tiempo pizcas de información sobre la vida en Hogwarts.

Con ilustraciones realizadas por su autora, J.K. Rowling, este libro único y mágico perdurará como un pequeño tesoro en los años venideros.

.
EDICIONES SALAMANDRA
Colección: Harry Potter
ISBN: 978-84-9838-195-5
120 pgs
Precio aprox: 10 €

 LA ORGANIZACIí“N BENí‰FICA DE J.K. ROWLING PUBLICA LOS CUENTOS DE BEEDLE EL BARDO:

El Children’s High Level Group (CHLG), la organización benéfica inglesa fundada por J. K. Rowling y la eurodiputada Emma Nicholson para ayudar a los niños que viven internados en centros de asistencia social, ha publicado Los cuentos de Beedle el Bardo. Los fans de todo el mundo llevaban pidiendo poder leer los cuentos infantiles del mundo de los magos —creados, escritos a mano e ilustrados por J.K. Rowling— desde el pasado mes de diciembre, cuando Amazon ofreció 1,95 millones de libras (2,5 millones de euros) por un ejemplar destinado a fines benéficos —uno de los únicos siete que existen— en una subasta de Sotheby’s en Londres. CHLG ya habí­a anunciado que publicarí­a tres ediciones en inglés del libro, que imprimirán y distribuirán Bloomsbury, Scholastic y Amazon, y que han salido a la venta el jueves 4 de diciembre de 2008.

Ediciones Salamandra ha recibido los derechos exclusivos para traducir, imprimir y distribuir el libro en español, que también ha salido a la venta el 4 de diciembre de 2008. Todo el dinero recaudado con la venta de los ejemplares será donado a CHLG. En Los cuentos de Beedle el Bardo están recopilados los cinco cuentos infantiles del mundo mágico que Albus Dumbledore le legó a Hermione Granger en la séptima y última entrega de la serie, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, donde sólo se narra uno: «La fábula de los tres hermanos.» En Los cuentos de Beedle el Bardo aparecen por primera vez las otras cuatro historias.

Joanne «Jo» Rowling, 31 de julio de 1965, escribe bajo el seudónimo J. K. Rowling, es una escritora británica, principalmente reconocida por ser la creadora de la serie de libros Harry Potter, cuya idea fue concebida durante un viaje en tren de Manchester hasta Londres en 1990. Los libros de Harry Potter han atraí­do atención alrededor del mundo, ganado múltiples premios y vendido más de 400 millones de copias.

Además de escribir estas novelas, Rowling es igualmente famosa por su historia de haber pasado de vivir en una condición humilde a ser multimillonaria en sólo cinco años. Una edición de 2008 del Sunday Times Rich List estimó la fortuna de Rowling en 560 millones de libras, siendo la duodécima mujer más rica en Gran Bretaña. Forbes ubicó a Rowling en el cuadragésimo puesto en su lista de las celebridades más poderosas de 2007, y la revista Time la seleccionó como “Personaje del Año” en el mismo año, resaltando la inspiración social, moral y polí­tica que le ha dado a los personajes de Harry Potter. Se ha convertido en una notable filántropa, apoyando instituciones de caridad tales como Comic Relief, One Parent Families y Multiple Sclerosis Society of Great Britain.

Leiaa
 

La Bella Durmiente – Sheri S. Tepper (cachito)

…Fui primero a la catedral de los Anfibios Serviciales, que era preciosa por dentro y por fuera. Aunque los materiales no eran los que Gaudí­ hubiese utilizado, el lugar me recordaba las fotos que habí­a visto en el siglo XX de una catedral de Gaudí­. Me senté cerca de una de las columnas de cristal tallado en forma de chorro de agua saltando hacia el cielo. Toda la catedral era una fuente de piedra. Estaba iluminada por altas ventanas verdes con una luz tenue y lí­quida, y en las capillas laterales las estatuas de las serviciales criaturas se despatarraban o yací­an o escalaban, cada una según su propia naturaleza.
Me quité la capa para refrescarme cuando me sente. Poco después me sorprendió una voz detrás de mí­.
– ¿Hay algo que pueda hacer por ti, hija, o estás simplemente de visita?
– Ah… padre – murmuré, volviéndome para poder verlo – De visita. Sí­.
– Eres la dama que rescataron del banco de arena. – Me sonrió mientras se sentaba a mi lado – ¿Qué te parece nuestra catedral?
– Es muy hermosa – dije, sinceramente.
í‰l asintió, sonriendo ante las columnas.
– En casa – dije, esforzándome por expresar la verdad sin complicaciones – En casa nos parecerí­a extraño dedicar una catedral a… ah… los anfibios.
í‰l pareció levemente sobresaltado.
– ¿A qué dedicariais una catedral?
– A un mártir, tal vez – sugerí­ – ¿A un ángel?
– ¿Los hizo el Creador? – preguntó él.
Dije que sí­ con la cabeza.
– Bueno, a éstos también -dijo con cierta acritud señalando a su alrededor – ¿Hay algunas partes de la creación que sean más dignas que otras en tu tierra?
– Le dije que sí­, que en mi tierra (pensando en el siglo XX y el XXI) sólo los humanos eran dignos de algo. Todo lo demás era sacrificable.
í‰l sacudió la cabeza, sin habla, su viejo rostro súbitamente lleno de horror. Me hizo un gesto que interpreté como de aversión, de miedo.

Sheri S. Tepper es punto y aparte en la literatura fantástica y de ficción, una mujer que sabe mezclar el cuento, la leyenda y traer los más desquiciantes mundos futuros, todo ello con una visión feminista y ecologista. Tuvo gran éxito “La puerta al paí­s de las mujeres”, una aparente historia de ciencia ficción de gran carga feminista; y también “El árbol familiar”, que empieza siendo un cuento encantador mezclado con personajes reales y de repente te atiza uno de los más grandes mazazos que te puede deparar un libro. Pero yo me quedo con “Despertar”, sin duda alguna. Con lo que otros habrí­an hecho una docena de novelas, Sheri S. Tepper hace una sola, maravillosamente hilada, con el relato de un mundo lleno de imposibles, y de personajes que acaban todos ellos dotados de un alma y un carácter, y mucha moraleja, pero sin moralina.

Oz

Odysea, de Homero


Cuando la vi, todo se convirtió en bruma a su alrededor. Ya sólo pude mirar esos profundos ojos como el mar profundo, esos labios carnosos y brillantes de lasciva saliva, ese mentón fino y altivo cual majestuosa reina, ese cuello esbelto digno de la hija de Afrodita, y esos pechos desnudos y lujuriosos. ¡Oh dioses, que con semejante brusquedad me ofertáis tan precioso manjar! ¿Será tanta vuestra crueldad que me neguéis su sabor? Cómo pudieran mis ojos no ser esclavos por siempre de esas copas de néctar, cómo apartarse de esos deleites si no es para mirar tan grácil talle, tan libidinosas caderas, tanta mujer, al fin, que me llama con deseo.
Todo fue bruma a mi alrededor, porque estaba ella, y no podí­a apartar mi mirada de la suya, no si habí­a de fijarla en algo trivial. Y el mundo entero, no siendo esa diosa que deseaba, fue futilidad pura.
Acerqué cuanto pude mi rostro a la mujer de pechos codiciados, desoyendo lo que todos me decí­an, mis oí­dos no escuchaban más que tan dulce voz como aladas criaturas entonaban por su boca, y su voz era música que acicalaba la escena, la revestí­a de amor y ensoñamiento, y me trasportaba en volandas hasta ella.
La hermosa hembra cantora olí­a a deseo, a pecado servido en concha de nácar, a sexo de mujer salada, toda ella era incitación al puro goce y yo casi pude gozarla eternamente. Casi pude, sí­, mas no lo hice, que otros me salvaron de ese trance.
Mil veces en mis sueños la he soñado, y soñándola aún más la he deseado y he maldecido las cuerdas que me ataban, maldita Circe y sus consejos, maldita también Penélope, la costurera paciente, cien veces maldito Zeus, que me tentó con la más dulce de las muertes. Yo pude morir amando una beldad de piernas plateadas, y en cambio vivo añorando no haberla amado.
Pero te digo a ti, que lees el mayor secreto de mi alma, que ha traspasado ya treinta siglos de historia, te digo a ti, intruso que me espí­as el pensamiento, si aún no sabes de qué hablo, qué poca es la sapiencia que atesoras.
Y no merecerá el necio saber las pesadillas del Rey de Itaca, si no le preguntase antes a Homero, pues yo, has de saberlo, soy Odyseo.

Tautina