Archivo de la etiqueta: política

Historia del mundo con los trozos más codiciados – Fernando Garcés Blázquez

Historia del mundo con los trozos más codiciados
Fernando Garcés Blázquez
Editorial Ariel

Antes de nada, agradecer a www.librosmorrocotudos.com la posibilidad de comentar mi libro y recomendarlo en su muy recomendable blog literario. Dicho esto, ahora viene lo difícil. Los autores, como las madres y los padres, corremos el riesgo de hablar demasiado de nuestro “hijo” o “hija”. Por otro lado, la única manera de explicar un libro es diciendo algo de él. Procuraré ser breve. Este libro nació como un delta, juntando el agua dulce de mi experiencia como historiador y el agua salada de mi experiencia como formador en temas de empresa y branding. ¿Qué mejor manera de juntar ambos cauces que con una historia de las marcas y las empresas más destacadas?

En realidad, no es una historia completa sino una selección. El criterio seguido ha sido buscar marcas significativas en su respectivo sector. En consecuencia, como en Botica, hay un poco de todo: textil, motor, joyas, armas, etc… La inclusión de algunas marcas puede parecer sorprendente. ¿Qué tienen en común Rolex, con Knorr? Esta confusión desaparece cuando miramos la historia de manera “vertical” y no sólo “horizontal”. Hoy en día, Maggi puede parecer una marca “normal” pero, imagínese los deseos de Colón o Magallanes, y sus respectivas tripulaciones, muertas de hambre y sed en altamar, en una época que la comida se pudría a las pocas semanas de abandonar puerto. Aquellos marineros, en medo del océano, ¿qué habrían codiciado más: un reloj Rolex o una sopa caliente, fácil de guardar en el barco y aún más fácil de cocinar? Además, durante siglo, uno de los deseos más codiciados por la humanidad ha sido dar de comer a las masas. No es casualidad que la población haya comenzado a aumentar a partir de las marcas de alimentación barata y rápida…

En otras palabras, la mayoría de la gente tiene la idea de que las marcas son algo superficial y no digo que no sea cierto. Pero no sólo hay ambición económica y vanidad en las creaciones sino también logros, o repercusiones sociales, mucho más transcendentales. Un ejemplo es el deseo de las elites romanas y medievales por vestirse con seda de la China. Gracias a este deseo frívolo, también es cierto que se tejieron multitud de relaciones , culturales entre Europa y Asia, a lo largo de la ruta de la seda. Otro ejemplo, Coco Chanel fue una gran revolución ya no sólo en el mundo de la moda sino también para la mujer. Fiel a su lema (‘siempre quitar, nunca poner’), Coco se anticipó a las mujeres del siglo XX: dejó en el olvido los corsés en los vestidos, se cortó el pelo a lo ‘garçon’ e introdujo el pantalón en el armario femenino.

Sin duda, podría decir muchas más cosas de las marcas, pero he prometido ser breve y, después de todo, para eso he escrito un libro… A modo de final, sólo recordar al lector que cada día utilizamos miles de marcas sin tan siquiera ser conscientes de ello. Desayunar, una ducha y vestirse y ya llevamos 10 marcas (la del champú, la de los cereales, la de los vaqueros…) Quizás resulte conveniente saber algo más de este mundo que es nuestro mundo…
Fernando Garcés Blázquez

El primer hombre de Roma / Colleen McCullough

Esta narración histórica forma parte de una saga de siete en las que la escritora australiana Colleen McCullough (conocida por el “Pájaro canta hasta morir”, libro que no he leído, del que se hizo una infame serie para televisión que titularon “El pájaro espino”) novela una época fascinante de la historia de Roma: desde el siglo II aC hasta la instauración del Principado.

La autora hace gala de una erudición apabullante (parece ser que hasta ha enmendado la plana a algunos historiadores) que no se nos hace en ningún momento pesada puesto que maneja a los personajes históricos con mucha agilidad y grandes dotes de perspicacia. Vamos, que si no supieras que la Roma antigua ha existido, podrías pensar que se lo ha inventado todo para crear historias atractivas en plan best seller.

Se podrían comparar estos libros con los de Posteguillo (la Trilogía de Escipión) puesto que ambos son frescos y muy bien escritos y planteados.  Estos de Colleen contienen bastantes más datos, sobre todo en lo referente a la política romana (un auténtico follón divertidísimo), pero tiene su punto el saber que prácticamente todo lo que te está contando es histórico. Yo diría que es una manera estupenda de aprender historia. De hecho estos libros ya se están utilizando en las universidades de todo el mundo.

De manera que si te apetece divertirte aprendiendo (o aprender divirtiéndote, tanto da), aquí tienes siete tochos estupendos. Yo voy a dejar un espacio entre un libro y otro porque si no voy a pasarme unos meses completamente romanizado, y no es plan, también la barbarie necesita su espacio.

Por cierto que Colleen McCullough es catedrática de medicina en Yale y creó el departamento de neurofisiología de un hospital de Sidney. Lo digo por si acaso. También es doctora honoraria en historia, faltaría más.

Alberto Arzua

Un dí­a en la vida de Iván Dení­sovich / Alexandr Solzhenitsyn

Es éste uno de los más conocidos y también más escalofriantes testimonios de la crueldad que sufrieron millones de deportados en los campos de trabajo soviéticos.

Las terribles condiciones de vida y las vejaciones descritas con detalle por Solzhenitsyn en Archipiélago Gulag cobran aquí entidad literaria y, bajo la forma de novela, inmortalizan un drama que nunca caerá en el olvido. El protagonista, Iván Denísovich Shújov, lleva encerrado ocho años –de una condena de diez– en un campo de trabajo situado en algún lugar de la estepa siberiana. Aunque en teoría se halla allí por «traición a la patria», la realidad es mucho más amarga: durante la guerra contra Alemania, Denísovich fue capturado por los nazis, pero logró escapar y reintegrarse en las filas soviéticas. Se le acusó entonces de haber huido del ejército soviético con la intención de traicionar, y de regresar para ejercer de espía para los alemanes. A fin de evitar la condena a muerte, Denísovich reconoció los hechos de los que se le acusaba y  fue mandado al Gulag. Éste es el relato de uno de sus días en el campo de trabajo.

Tusquets Editores
224 pgs
Precio aprox: 15,38 €
ISBN: 978-84-8383-107-6

 

 

Alexandr Solzhenitsyn (1918, Kislovodsk, Cáucaso del Norte-2008, Moscú) estudió ciencias en Rostov entre 1936 y 1941; un año después fue movilizado y enviado al frente. En 1945 fue detenido por «delitos de opinión» y deportado a un campo de trabajo, donde permaneció hasta 1956 y donde vivió gran parte de la experiencia que cuenta en Un día en la vida de Iván Denísovich y en Archipiélago Gulag. Rehabilitado, volvió a tener graves problemas a partir de 1967, tras denunciar la censura en su país. Pese al Premio Nobel, que le fue concedido en 1970, su situación dentro de la URSS se agravó hasta el punto de que, en 1974, fue expulsado del país.

En 1994, tras veinte años de exilio en Estados Unidos, volvió a Rusia. Tusquets Editores ha publicado su célebre Archipiélago Gulag (Tiempo de memoria 47/1-3), sus novelas El primer círculo y Pabellón de cáncer (Andanzas 175 y 193) y sus ensayos Cómo reorganizar Rusia y El «problema ruso» al final del siglo xx (Ensayo 14 y 25). A estas obras se les suma ahora Un día en la vida de Iván Denísovich, que ofrecemos en una nueva y brillante traducción del texto, no expurgado y dado por definitivo por su autor. Como dice Mario Vargas Llosa, «su extraordinaria hazaña política e intelectual fue emerger del infierno concentracionario para contarlo y denunciarlo, en unos libros cuya fuerza documental y moral no tiene paralelo en la historia moderna».

 Más Solzhenitsyn en Libros Morrocotudos

Leiaa

Purgatorio / Tomás Eloy Martí­nez

purgatorio«Tomás Eloy Martí­nez afirma su lugar entre
los mejores escritores de América Latina.»
The New York Times

En el invierno de 1976 Simón Cardoso es detenido por los militares que impusieron una dictadura sangrienta en Argentina, y nunca más aparece. Treinta años después, su mujer Emilia Dupuy, se paraliza al oí­r su voz en una fonda de suburbio en New Jersey. El mundo, que se habí­a desmoronado con la tragedia, recobra su luz.

A partir de ese enigma, Purgatorio enlaza la ansiedad del amor perdido y recuperado con una reconstrucción magistral de la irrealidad siniestra creada por el régimen. Tomás Eloy Martí­nez vivió en el exilio y escribió este relato conmovedor e inolvidable en busca de la memoria que no pudo tener.

Con maestrí­a avanza sobre la débil lí­nea entre verdad e ilusión, y expande la novela más allá de los lí­mites del género. Un lenguaje sobrio al servicio de una historia tan extraña como intensamente real da como resultado la mejor obra de un autor señalado como clásico por la crí­tica internacional.

EDITORIAL ALFAGUARA
296 pgs
Fecha de publicación: 28/1/2009
Precio aprox: 18,50 €
ISBN: 978-84-204-2230-5
Género: Novela

 

tomas-eloy1      Tomás Eloy Martí­nez, nació en San Miguel de Tucumán, Argentina, en 1934. Cursó el secundario en el Gymnasium. Se graduó como licenciado en Literatura Española y Latinoamericana en la Universidad Nacional de Tucumán y obtuvo en 1970 una Maestrí­a en Literatura en la Universidad de Parí­s VII.

Ha escrito guiones de cine, ensayos, relatos periodí­sticos y novelas.
Recibió en el 2002 el Premio Alfaguara de novela por El vuelo de la reina.  Su novela Santa Evita (1995; Alfaguara, 2002) es, junto con La novela de Perón (1985), un tí­tulo ya clásico de la literatura argentina; estas dos obras han sido traducidas a treinta y seis lenguas.  Ha escrito también la novelas Sagrado (1968) y La mano del amo (1991; Alfaguara, 2003), los relatos de Lugar común la muerte (1979) y La pasión según Trelew (1974), y los ensayos de El sueño argentino (1999). Es colaborador habitual de La Nación de Buenos Aires, El Paí­s y The New York Times. Dirige el Programa de Estudios Latinoamericanos de la Rutgers University, en Nueva Jersey, donde es profesor distinguido y escritor residente.  

 

Leiaa

Archipiélago Gulag, de Alexandr Solzhenitsyn

Este impresionante libro se publicó por primera vez en los años setenta y supuso un auténtico terremoto en las conciencias, supuestamente de izquierdas, de todos aquellos que aún confiaban en el régimen de la antigua URSS.

El archipiélago no existe, sino que es una manera de mencionar el desperdigamiento de los presos por toda Rusia. Gulag es el acrónimo de la Dirección General de Campos de Trabajo. El impacto de esta obra ha sido tan extenso que hoy en día Gulag se ha convertido en un término de uso internacional para significar prisiones de exterminio.

Su autor, Alexandr Solzhenitsyn, se adentra en las profundidades más oscuras del alma humana utilizando un estilo coloquial e irónico que hace más impactante si cabe lo que aquí se narra. Decenas de reflexiones y centenares de historias y anécdotas reales desfilan ante nuestros estupefactos ojos, tras los cuales el cerebro casi se niega a procesar tamañas barbaridades. Es una obra maestra en su más elemental sentido: impresiona profundamente nuestra sensibilidad. Según Mario Vargas Llosa es “más que una obra maestra”.

Se trata de un análisis documentado del terror soviético (sistema legal, prisiones, policía secreta…) que encarceló a unos 45 millones de personas entre 1928 y 1953 (año en que murió Stalin) y asesinó a unos 110 millones (según el autor, aunque parece ser que la cifra real, casi imposible de conocer, es bastante inferior). De todos modos ya ha quedado para la historia el régimen soviético como el más funesto de todos los tiempos, ganando por goleada a los mismísimos nazis.

Este es un libro que me dio pereza leer en su tiempo, aunque ahora le estoy agradecido a mi yo perezoso de antaño, puesto que me está permitiendo disfrutar de una lectura mucho más ponderada. Lo que más me ha sorprendido del libro es que fuera tan ameno y ágil a la vez que intenso e inteligente. Y, por supuesto, muy bien escrito (a Solzhenitsyn le dieron el Premio Nobel en 1970, antes de publicar Archipiélago Gulag). Recomiendo su lectura a todo aquel amante de la verdad, de la historia y de la literatura.

Hay quien, hoy en día, todavía cree en las bondades de un sistema político basado en los análisis económicos y sociales de Marx. Sobre esto se podría argumentar largo y tendido, pero lo cierto es que el comunismo soviético ha sido el único resultado de la aplicación práctica del marxismo. Una dictadura nunca nos puede hacer libres.

Hay quien todavía piensa que Lenin fue un santo varón traicionado por sus seguidores. Citas de Lenin: “El fusilamiento no puede considerarse un castigo; no es más que la aniquilación física de un enemigo de la clase obrera… y puede ser aplicado con objeto de intimidar a este tipo de criminales”; “El Tribunal Militar Revolucionario… debe conducir a la clase obrera, por encima de una devastación inaudita, por encima de océanos de sangre y de lágrimas… al mundo del trabajo libre…”

Hay quien todavía está convencido de que Trotsky lo hubiera arreglado todo. Citas de Trotsky: “Hay que ampliar la aplicación de la pena de muerte… para penar todo género de actividad menchevique, eserista, etc… debemos hallar una fórmula que establezca una relación entre estos hechos delictivos y la burguesía internacional”; “le envío un bosquejo del párrafo que hay que añadir al Código Penal… se trata de exponer una tesis, políticamente válida (más allá de lo meramente jurídico) que motive la esencia y justificación del terror…”.

Y también hay quien piensa que Stalin fue un padrecito bueno que debería volver al poder. Pero esto sólo lo rumian algunos humildes rusos contemporáneos, que no ven salida por ninguna parte a la espantosa situación que han heredado del comunismo real.

Cuando veo por la calle a algún chavalito todo ufano con su camiseta fashion de CCCP, tan sólo se me ocurre pensar: perdónales porque no saben lo que hacen.

Editorial Tusquets

Primer tomo: 824 páginas, 25 euros

Colección Tiempo de Memoria

ISBN:978-84-8310-408-8

Esta edición de Archipiélago GULAG se compone de tres volúmenes (Tiempo de Memoria. Tusquets 47/1-3)

Alexandr Solzhenitsyn nació en el Caucaso Norte. Estudió ciencias en Rostov, entre 1936 y 1941, año en que fue movilizado y enviado al frente. En 1945 fue detenido por “delitos de opinión” y deportado a un campo de trabajo, donde permaneció hasta 1956. Dos años después comenzó a redactar Archipiélago GULAG. En 1970 recibió el premio el Premio Nobel de Literatura. En 1974 lo deportaron. Después de veinte años de exilio en EEUU, regresó por fin a Rusia en 1994. Murió el 3 de agosto de 2008.

 Más Solzhenitsyn en Libros Morrocotudos

Alberto Arzua