No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Jardiel, la risa inteligente / Enrique Gallud Jardiel
Ensayo / 2 Marzo 2015

La risa resulta un tanto sospechosa. Los mecanismos que nos llevan a ella suelen ser la mayoría de las veces burdos e instintivos, nos provocan risa un resbalón o un tartazo, y este resorte viene siendo utilizado por multitud de personas para movernos a hilaridad porque resulta barato de producir. Tanto es así que el artista intelectual huye de provocar la risa al espectador o lector por entenderla como una respuesta vulgar a una propuesta vulgar. Es un error y una pena. Es una gran pérdida que el intelectual haya abominado de provocar la risa en vez de haberla adoptado y pretendido como uno de los mejores resultados a los que puede conducir la obra artística. Hay muy pocas cosas más sanas que una buena risa provocada por un buen estímulo intelectual. Enrique Jardiel Poncela hacía (hace) reír de esa manera, de manera inteligente. Es más, hay que ser inteligente a veces para poder reírse con algunas de las cosas de Jardiel. Porque el humor de Jardiel, pese a ser comprendido por cualquiera, tenía guiños particularmente ingeniosos o poéticos que trascendían con mucho el entendimiento común. Jardiel reivindicaba la risa como patrimonio del intelecto y consideraba al espectador una persona…

Los indios de México / Fernando Benítez
Ensayo / 8 Octubre 2014

“Los indios de México” es un libro para comprender la realidad que vivimos. Comencé a leerlo cuando no tenía nada qué hacer y como cuando no hay nada que hacer hay que hacer algo, leí. Leímos aquí, muchos pensando que se trata de antropología, es decir del hombre y de la mujer de este mundo. El prólogo de Carlos Fuentes me persuadió de que la obra de Benítez es tan amplia y de cinco sendos tomos tan grandes que pensando en que nadie podía leer tanto, editorial Conaculta editó e hizo esta colección. Lo último ya me estaba desalentando porque yo quería tener entre mis manos algo tan grande y creía que me estaban asignando muy poquito. Pero al empezar a hojear y leer pasajes inconexos quise saberlo todo y ver el contenido del principio a fin. Leí a un escritor comprometido y que no deja de revelar sus criterios de los grupos humanos entrevistados y su suerte, como a una amalgama de destinos que se cumplen ahora. Ha dicho que los otomí le contaron que “cuando los pueblos se pierden, del cielo caen las piedras, y los hombres apenas tienen tiempo para correr y ponerse a salvo.” Los otomí,…

Regreso de la URSS y Retoques a mi regreso de la URSS / André Gide
Ensayo / 15 Enero 2014

Enero es un mes de reflexión y planeación, así que por ahora, en este comienzo de 2014, dejemos a un lado las novelas y los poemarios, y pongámonos a leer un ensayo. A ese efecto propongo la lectura de “Regreso de la URSS” y “Retoques a mi regreso de la URSS”, ensayos del eminente literato francés André Gide. Al primero de los libros mencionados, escrito en noviembre de 1936, le podríamos llamar también: “La decepción”. Tocante al segundo, “La réplica” (junio de 1937). Ciertamente, Gide -comunista de corazón y admirador de la revolución rusa- viaja a la Unión Soviética para constatar los grandes avances sociales y culturales que en tan poco tiempo ha alcanzado esa entrañable nación; empero, lo que sus poéticos ojos ahí encuentran es a un terrible y sanguinario dictador y las mismas injusticias -a su juicio- del viejo zarismo en muchos campos de la sociedad roja. Naturalmente, este premio Nobel de literatura, de regreso a París, su ciudad natal en donde nació el 22 de noviembre de 1869, plasma en un punzante ensayo su cruel desilusión. Luego, picado por sus ex compañeros de lucha intelectual,como el insigne Romaín Rolland, autor del famoso “Juan Cristobal” y también premio…

Bola de Sebo / Guy de Maupassant
Cuentos y narraciones / 6 Septiembre 2013

Después de Giovanni Boccaccio y antes de D. H. Lawrence se ubica Guy de Maupassant, en eso de contar historias eróticas con ironía y sutil elegancia. Ahora tenemos a Milán Kundera. Lo digo sólo por mencionar a las cumbres de esta especialidad literaria, que siendo claros en sus expresiones acerca del arte amatorio, no llegan a la pornografía (que tampoco es mala). Bola de Sebo es una novela corta multipublicada en su lengua original, en castellano y en varios idiomas extranjeros; pasada por la luz pública por primera vez en un volumen colectivo encabezado por Emilio Zola y secundado por otros tres connotados literatos contemporáneos de Maupassant. Las Veladas de Medan es un libro que sirvió de lanzamiento al atlético remero y galante Guy, que, recibida así la alternativa desde entonces, gozó de gran popularidad gracias a la calidad de su prosa -basada en la búsqueda de la palabra precisa-, su envidiable conocimiento del corazón femenino y por sus pinceladas impresionistas sobre las costumbres parisinas de la época. Se trata de una -diríamos ahora- sexoservidora quien en plena invasión alemana y en el trayecto de un viaje de Rouen a El Havre, comparte el pan y el vino con otras…

Rock Springs / Richard Ford

Hay gente chalada por la literatura que lee en cualquier momento y lugar: comiendo, descomiendo, viajando, lavándose los dientes… cada uno conoce su perversión favorita. Pues bien, a este tipo de gente y a otros que gustan de leer a  poquitos, les recomiendo que lean CUENTOS (también se suelen llamar relatos, por no confundir con los infantiles). En diez minutos o media horita ya has disfrutado de un artefacto literario completo. Y los hay muy buenos, buenísimos, geniales, maravillosos. Estos relatos de Richard Ford, magnífico autor de novelas (El periodista deportivo, Incendios, El día de la independencia…) entran dentro de la categoría de “buenos”. ¡Para qué más! Son relatos de perdedores, más o menos simples, a quienes el escritor otorga su voz, para que, a través de ellos, comprobemos cómo nosotros mismos somos, también, más o menos simples. Filosofías aparte, se trata de unas historias muy disfrutables, ligeramente optimistas y con un poso de candidez que las hace especialmente atractivas. No llega al nivel de Raymond Carver, pero ni falta que hace. Y, antes de que ustedes lo pasen bien, una pequeña y curiosa reflexión fordiana: Cuando se llega al terreno de las discusiones, ha quedado ya atrás la posibilidad…

Algo va mal / Tony Judt
Cachito , Ensayo / 25 Octubre 2012

Este historiador británico dictó poco antes de su muerte en 2010 esta especie de testamento político. La lucidez que transmite este ensayo por todos sus poros lo hace indispensable para todo aquél a quien le interese entender el mundo en el que vivimos, especialmente a la luz y a las sombras de la actual crisis global. Resumiendo, lo que Judt plantea es que se nos ido la olla con el afán de crecer y tener más, mientras que hemos perdido los referentes reales de una verdadera vida en común. Ni más ni menos. Tony Judt no piensa que de ésta vayamos a salir solamente aplicando ésta o aquella receta económica, ni mucho menos, sino que se trata de replantearnos nuestros objetivos como sociedad. En “Algo va mal” analiza con una brillantez tan sólo al alcance de los historiadores anglosajones, los principales hechos históricos del siglo XX y su influencia en la economía, en las relaciones sociales y en el propio pensamiento político. Las lecciones que nos enseña y su manera de explicar las cosas convierten a este volumen en una joya de lectura obligada, una lectura, por otro lado, cómoda, amable y muy enriquecedora. Para un resumen más exhaustivo de…

Acabemos ya con esta crisis / Paul Krugman
Ensayo , Léeme / 8 Octubre 2012

Libro de lectura obligada para todo aquél que quiera entender mejor qué narices es lo que está pasando. Paul Krugman -como tantos otros intelectuales no oficialistas- propone medidas expansivas para salir de la crisis. Justo lo contrario de lo que se está haciendo. Y explica el porqué despacito y con buena letra. La economía no es una ciencia abstrusa ante la cual los ciudadanos tan sólo podemos mirar, pagar y callar. La gente que está manejando nuestras vidas son, en su mayoría, unos incompetentes y/o unos aprovechados. Paul Krugman lo dice de un modo más fino y pedagógico. Escuchemos su voz. Los orígenes de nuestro sufrimiento son relativamente triviales en el orden del universo, y se podrían arreglar con relativa rapidez y facilidad si en los puestos de poder hubiera suficientes personas que comprendieran la realidad. Además, para la gran mayoría de la gente, el proceso de arreglar la economía no tendría que ser doloroso ni implicar sacrificios; al contrario, terminar con esta depresión sería una experiencia que haría sentirse bien a casi todo el mundo, con la sola excepción de los que están sumidos, política, emocional y profesionalmente, en doctrinas económicas obcecadas. (…) Nuestros ingresos son bajos precisamente porque…