No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Indecentes / Ernesto Ekaizer
Ensayo / 30 Septiembre 2012

Si te atrae leer cosas como ésta El hecho es que desde la Secretaría del presidente, en La Moncloa, llamaron al BBVA y le dejaron el recado de que Zapatero le esperaba para salir de viaje ese mismo martes 31 a la una de la tarde. Taguas llamó para aclarar que tenía billete con destino al extranjero esa noche. Ningún problema, le aseguraron, porque estaría de regreso a las seis de la tarde. Al llegar a la Moncloa para emprender el anunciado viaje, el presidente lo presentó al ministro de Industria como nuevo director de la Oficina Económica del Presidente. Y los tres se subieron al helicóptero. este es tu libro, porque está lleno de chismes y diretes, personalizando y detallando los palantes y patrases de la gestión de la crisis económica, mayormente española. No es una explicación del origen de la crisis (burbuja inmobiliaria… y poco más), ni un recetario de salida (dejarse de tanto ajuste fiscal… y nada más), ni siquiera un señalamiento digital de culpables (los bancos, los economistas cabezones, los políticos medrosos), sino un recuento, casi día a día, de los tejemanejes que se traen las lumbreras mundiales que nos controlan (BCE, FMI, Gobiernos…) para intentar…

Col recalentada / Irvine Welsh
Cuentos y narraciones , HUMOR , Narrativa , Novela / 9 Septiembre 2012

Este menda es el escritor de Trainspotting, libro que decidí no-leer después de haber visto unas muy deprimentes escenas de la película. Mal hecho. La gente me comenta que es una película muy divertida. Bueno. A lo mejor ver a unos colgadísimos moribundos diciendo chorradas resulta la bomba. No lo sé. Me parece que estos asuntos los llevo mejor leídos, sin tener que soportar los caretos de unos actores maquillados de sidosos. Cosa rara. En literatura soy capaz de disfrutar con (casi) cualquier burrada, sobre todo si está contada con sentido del humor. Col recalentada consta de ocho relatos, dos de ellos bastante largos, el que da título al libro y el último, que tiene un final bastante sorprendente, inesperado en su contexto, y que a mí me ha dejado un excelente sabor de boca. Resumiendo mi opinión: me acabo de hacer fan (seguidor) instantáneo de Irvine Welsh. Tiene un sentido del humor demoledor, es muy ágil, siempre interesante, y te descoloca con mucha frecuencia. Es capaz de todo, su literatura no tiene límites, ni en situaciones, ni en desarrollo, ni en puntos de vista. Igual te está contando cosas un colgao, que otro colgao, que un facha, que un…

Garú Garú, el atraviesamuros, de Marcel Aymé
Fantasía , Pelis / 15 Agosto 2012

De tiernos infantes, Ángel, Cheché y yo a veces dejábamos de darnos con las espadas de madera y meditábamos sobre el universo. í‰ramos personas de guarderí­a y el universo solí­a ser la pelí­cula del domingo, en que iba El Zorro y le hací­a jugarretas al Gobernador y al sargento no-sé-cuántos. A todos les grababa una buena Zeta en el fondillo de los pantalones. Nadie salí­a herido, lo que era decepcionante. Pero la vez que más meditamos Ángel, Cheché y yo fue cuando vimos una peli en blanco y negro, jurarí­a que francesa, en que aparecí­a un nuevo superhéroe que daba mucho de sí­. El Atraviesamuros -Garúgarú. –decí­amos tratando de filtrarnos por la puerta de la despensa. Lo de la despensa era fijación de Ángel que, en el mes de Marí­a, al ir todos con flores a porfí­a en el colegio de monjas que era guarderí­a, llevaba su ramillete pero, en los descuidos, se comí­a las meriendas de las niñas y hací­a correr la voz de que habí­a sido la Virgen, agradecida por el regalo. Garugarú o el Atraviesamuros. Qué huella dejaba. Tanta que, vagando por el Parí­s de la Francia (Por si me apuntaba al Mayo del 68) me encontré…

Sostiene Pereira / Antonio Tabucchi
Costumbrista , Pelis / 8 Agosto 2012

Tendría yo poco que añadir a lo que sigue y que he tomado de la web de Anagrama: Con esta novela, una de las cumbres de la literatura de esta década, Antonio Tabucchi logró la unanimidad de la crítica, los más prestigiosos galardones y la respuesta masiva de los lectores. Lisboa, 1938. La opresiva dictadura de Salazar, el furor de la guerra civil española llamando a la puerta, al fondo el fascismo italiano. En esta Europa recorrida por el virulento fantasma de los totalitarismos, Pereira, un periodista dedicado durante toda su vida a la sección de sucesos, recibe el encargo de dirigir la página cultural de un mediocre periódico, el Lisboa. Pereira tiene un sentido un tanto fúnebre de la cultura: prefiere la literatura del pasado, dedicarse a la elegía de los escritores desaparecidos, preparar necrológicas anticipadas. Necesitado de un colaborador, contacta con un joven, Monteiro Rossi, quien a pesar de haber escrito su tesis acerca de la muerte está inequívocamente comprometido con la vida. Y la intensa relación que se establece entre el viejo periodista, Monteiro y su novia Marta, cristalizará en una crisis personal, una maduración interior y una dolorosa toma de conciencia que transformará profundamente la vida…

Vida de un escritor / Gay Talese
Ebooks , Estrenos , Otros / 16 Junio 2012

La autobiografía del padre del Nuevo Periodismo El hijo de un modesto sastre italiano que se convirtió en una leyenda del periodismo, el hombre capaz de todo por contar una buena historia —desde rastrear a los tipos más excéntricos que pululan por Nueva York hasta intimar con un temible clan de la mafia italoamericana, desde frecuentar comunas nudistas hasta investigar la vida de estrellas del deporte y del espectáculo después de que se apaguen los focos— habla en primera persona. El retrato de sus familiares, sus restaurantes predilectos en Manhattan, el escandaloso caso Bobbitt o los entresijos de sus libros más recordados se dan cita en estas páginas deslumbrantes. «Excelente y delicioso de leer… Es como si detrás de los elegantes e impecables trajes a medida de Talese hubiese un corazón voraz de esponja, que absorbe el mundo y lo va exprimiendo luego a cuentagotas, a través de los años.» The Washington Post «Un clásico moderno.» Carles Geli, Babelia *** Primeras páginas de Vida de un escritor   «Brillante ejemplo de una época de la historia del periodismo en la que publicar en determinadas revistas era una forma de arte y Talese su Miguel Ángel. Merece ser leído una y…

¿En qué creen los que no creen? / Umberto Eco y Carlo María Martini
Ensayo / 6 Junio 2012

Umberto Eco es uno de mis pensadores favoritos. Cada vez que lo leo me maravillo de lo listo que es este hombre. Desde aquellos iluminadores ensayos de los años sesenta, “Apocalípticos e integrados” y “Obra abierta”, ha escrito multitud de artículos y libros de pensamiento, muchos de ellos altamente recomendables para la salud mental. También escribió una primera novela muy chula, “El nombre de la rosa“, para luego desvariar con algunas infumables, “El péndulo de Foucault“, “La isla del día de antes“, “Baudolino“… hasta llegar a su última novela, “El cementerio de Praga“, que es divertida porque no es una novela (debe de ser el típico caso de escritor de una única novela; ojalá no). Bien, pues el tal Umberto dedicó unas horas de su bien aprovechado tiempo a cartearse con un cardenal supuestamente muy culto, vía una revista. Esto es lo que recoge este tomito de 89 páginas. Además, al final, otros intelectuales italianos dan su opinión. El resultado es bastante decepcionante en el plano intelectual, porque ambos figuras tienen tantas cosas que decir que dicen muy pocas. Se respetan, se entienden, se admiran mutuamente… ¡Pues muy mal, yo quería sangre! La única sangrecilla la ponen los comentaristas finales….

La civilización del espectáculo / Mario Vargas Llosa
Ensayo , Estrenos / 16 Abril 2012

El nuevo libro de Mario Vargas Llosa tras la concesión del Premio Nobel de Literatura «La cultura, en el sentido que tradicionalmente se ha dado a este vocablo, está en nuestros días a punto de desaparecer» Mario Vargas Llosa La banalización de las artes y la literatura, el triunfo del periodismo amarillista y la frivolidad de la política son síntomas de un mal mayor que aqueja a la sociedad contemporánea: la idea temeraria de convertir en bien supremo nuestra natural propensión a divertirnos. En el pasado, la cultura fue una especie de conciencia que impedía dar la espalda a la realidad. Ahora, actúa como mecanismo de distracción y entretenimiento. La figura del intelectual, que estructuró todo el siglo XX, hoy ha desaparecido del debate público. Aunque algunos firmen manifiestos o participen en polémicas, lo cierto es que su repercusión en la sociedad es mínima. Conscientes de la esta situación, muchos han optado por el discreto silencio. Como buen espíritu incómodo, Vargas Llosa nos entrega una durísima radiografía de nuestro tiempo y nuestra cultura. «Este pequeño ensayo no aspira a abultar el elevado número de interpretaciones sobre la cultura contemporánea, sólo a dejar constancia de la metamorfosis que ha experimentado lo…