No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
El catolicismo explicado a las ovejas / Juan Eslava Galán
Ensayo / 7 Abril 2009

     Ir al Eroski tiene sus problemas. Uno: es demasiado grande. Dos: hay mucha gente. Tres: se soporta un ruido infernal llamado música de fondo. Cuatro: hay que pagar a la salida. Cinco (y principal): mi mujer se eterniza mirando los saldos de ropa. Y dirán ustedes: ¿y a mí qué me importa?           A mí tampoco, nada de nada (de hecho me importa tan poco la ropa que tengo pensado irme a vivir algún sitio donde no haga falta; no se pueden imaginar ustedes la ilusión que me hace de sólo pensarlo) y por eso es que me suelo dirigir a los expositores de libros, por la cosa de pasar el rato echándoles un ojo a los últimos mejores-vendedores.           Y hete aquí que me encuentro con el presente volumen, uno más de los que pretenden meterse con todo Dios, y como me aburro y me pica la camiseta del último saldo (aunque no es cuestión de desnudarse en público para pasarle un poco de mi picante a la tarde del sábado), voy y me lo compro. ¿Craso error?           Pues no del todo. El señor Eslava Galán, que es capaz de escribir acerca de bastantes…