No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Mal de escuela
Ensayo / 11 Enero 2009

Este es un ensayo acerca de los alumnos de escuela más atrasados, los tontos tontísimos, los que nunca entienden nada. En francés se llaman “cancres”, expresión que dicen que no tiene traducción al español. Vaya. Yo creo que “zote” quedaría bien. Resulta que el escritor de este libro fue él mismo en su infancia y juventud un zote tremendísimo. Después se curó del zotismo y se hizo profesor y escritor de éxito (vende cientos de miles de ejemplares en la dulce Francia). Parece ser que su madre todavía no se cree el cambio y cada vez que le comentan algún éxito de su hijo, suspira, ay, ay, ay, como si temiera que se fuera a descubrir todo el pastel. Zote una vez, zote para siempre. Contra este determinismo negativista lucha Pennac a lo largo de su libro. Es un hombre muy pero que muy convencido de los beneficios de la enseñanza; se trata de un profesor profundamente vocacional que nos explica toda la cuestión de los zotes, los padres, los profesores… de una manera muy amena a la par que profunda y educativa (no lo puede evitar). Las madres le llaman, preguntándole, desesperadas: – ¿Pero, en qué se va a…