No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales

LAS FABULAS DE LA FONTAINE / JEAN DE LA FONTAINE

7 Enero 2009

las-fabulas-de-la-fontaineLa cigarra y la hormiga (fragmento)

” Cantó la cigarra durante todo el verano, retozó y descansó, y se ufanó de su arte, y al llegar el invierno se encontró sin nada: ni una mosca, ni un gusano.
Fue entonces a llorar su hambre a la hormiga vecina, pidiéndole que le prestara de su grano hasta la llegada de la próxima estación.
– Te pagaré la deuda con sus intereses; — le dijo –antes de la cosecha, te doy mi palabra.
Mas la hormiga no es nada generosa, y este es su menor defecto. Y le preguntó a la cigarra:
– ¿Qué hací­as tú cuando el tiempo era cálido y bello?
– Cantaba noche y dí­a libremente — respondió la despreocupada cigarra.
– ¿Con que cantabas? ¡Me gusta tu frescura! Pues entonces ponte ahora a bailar, amiga mí­a.
No pases tu tiempo dedicado sólo al placer. Trabaja, y guarda de tu cosecha para los momentos de escasez. “


Las fábulas de Jean de La Fontaine constituyen una de las cumbres del clasicismo y una obra maestra de la literatura francesa de todos los tiempos. Inspiradas en los modelos clásicos, desde Esopo a Horacio, pero también en la tradición de los cuentos orientales, la mayorí­a tienen como protagonistas a animales antropomórficos, que encarnan la sociedad humana y sus defectos.

La Fontaine supo crear fábulas tan inolvidables como “La cigarrra y la hormiga”, “El zorro y las uvas” o “La joven viuda” y dotar como nadie al género de una belleza, un ingenio, un agudo sentido del humor y, en definitiva, de un estilo propio que convirtieron estas fábulas en uno de los libros más vendidos de su época y, desde entonces, en un tesoro para lectores de todas las edades.

Esta cuidada edición recoge los doce libros de fábulas escritos por La Fontaine (un total de 240 textos) y recupera el esplendor de una de las mejores ediciones publicadas en lengua castellana en la versión de Teodoro Llorente -actualizada, pero con todo su encanto y sabor- y con las magistrales ilustraciones de Gustavo Doré, de 1867. Una espléndida invitación a adentrarse en la obra de uno de los escritores más elegantes, sensibles y pulcros que ha dado la literatura occidental.

Editorial EDHASA
ISBN 978-84-350-4016-7
448 pgs
Trad. revisada de Teodoro Llorente
Precio aprox: 35,50 €

 

la-fontaine

     Jean de la Fontaine nace en Chateau-Thierry en 1621. Perteneciente a la burguesí­a provincial, tras una juventud despreocupada,conoce gracias a su cargo de “Maí®tre des Eaux et Foríªts” (Maestro de Aguas y Bosques), las distracciones consistentes en frecuentar los salones o en leer a los antiguos, a los que tomará como modelo para su propia obra.

Su poema heróico inspirado en Ovidio, Adonis (1658), le proporciona la protección de N. Fouquet, Ministro de Luis XIV, lo que le permite disfrutar de la suntuosa vida del Palacio de Vaux hasta el momento de la caí­da del superintendente. Es entonces acogido por la duquesa de Orleans (1664-1672) bajo cuya protección conoce el esplendoroso éxito con sus Contes et Nouvelles (1665), relatos graciosos desarrollados a partir de temas que toma prestados de Boccacio y de Ariosto.

A partir de 1668 aparecen sus seis primeros libros de Fábulas, que aumenta bajo la protección de Madame de la Sablií¨re (1673-1693), después de Monsieur y Madame d’Hervart (1693-1695), la segunda (1678) y la tercera (1694) colección, esperados por un público enfervorecido. Pero La Fontaine es también un poeta, dotado de perfección y muy hábil, inspirado en Esopo y en Fedro. Muere en Parí­s en 1695. 

 

Leiaa

(Visited 2.523 time, 4 visit today)

3 comentarios

  • aracely 31 Enero 2010en3:20 am

    me parece muy interesante esto proyectos yo estudio parvulos y me sirven de mucha ayuda

  • jaider arias 16 Julio 2011en10:23 pm

    es sorprendente lo que escrivio todo me gusto excelente

  • farncisco 28 Octubre 2011en1:56 am

    que es muy hermoso y que la histori es interesante fasinante el es un buen escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cinco =