No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Lo importante es lo de dentro.
Joyitas de la red / 23 Abril 2010

Una reflexión sobre el futuro del libro de papel ante el auge del electrónico. Los libreros han de evolucionar con el tiempo o se van a quedar en el siglo pasado. Yo espero que en breve el día del libro se celebre más en internet y menos en las calles, porque el libro electrónico se va a ir apoderando de las futuras ediciones. Es ley de vida, es mejor soporte, más barato y no gasta papel ni se necesita una distribución como la que hay ahora. El libro electrónico supone un gran ahorro y los libreros han de evolucionar y pensar mucho en su actuación de cara a un futuro que se les echa encima. No se puede vivir a base de esgrimir el manido argumento de que “un libro siempre será un libro” y que la gente le tiene cariño al volumen en papel. Eso en cuatro días pasará a la historia, y al que no se haya dado cuenta le pasará como al que tenía un videoclub, de aquellos que había uno en cada esquina, o a los que tenían una máquina de revelado de fotografías. Para el lector todo serán facilidades: menos espacio a ocupar, compra sencilla,…