Archivo de la categoría: Joyitas de la red

Lo importante es lo de dentro.

Una reflexión sobre el futuro del libro de papel ante el auge del electrónico.

Los libreros han de evolucionar con el tiempo o se van a quedar en el siglo pasado. Yo espero que en breve el día del libro se celebre más en internet y menos en las calles, porque el libro electrónico se va a ir apoderando de las futuras ediciones. Es ley de vida, es mejor soporte, más barato y no gasta papel ni se necesita una distribución como la que hay ahora. El libro electrónico supone un gran ahorro y los libreros han de evolucionar y pensar mucho en su actuación de cara a un futuro que se les echa encima. No se puede vivir a base de esgrimir el manido argumento de que “un libro siempre será un libro” y que la gente le tiene cariño al volumen en papel. Eso en cuatro días pasará a la historia, y al que no se haya dado cuenta le pasará como al que tenía un videoclub, de aquellos que había uno en cada esquina, o a los que tenían una máquina de revelado de fotografías.
Para el lector todo serán facilidades: menos espacio a ocupar, compra sencilla, llevar la biblioteca entera en el bolsillo, o tenerla a buen recaudo en internet, donde no se pierde; y al final un abaratamiento de los precios. Para empezar, la gratuidad de todos los libros antiguos, que no habrá necesidad de comprar en librería y que uno podrá descargarse gratis de bibliotecas. Y para continuar, la posibilidad de que los autores vendan directamente sus libros sin necesidad de editores, algo que es más sencillo que cuando hablamos de música, donde hay que contar con los intérpretes y con las actuaciones. El escritor puede pasar directamente de su creación a la venta, e incluso vender a plazos o publicar por capítulos.
Es más, hablo de libro electrónico, pero aparte de los que se comercializan como tales (abajo puedes ver los principales), se va a poder leer en los nuevos teléfonos móviles y aparatos similares, como i-pods o e-pads, aunque no tengan las ventajas del libro electrónico en cuanto a descanso visual y facilidad lectora.
Un mundo nuevo de ideas se abre al libro de bytes con el que el libro de papel no puede competir.
Hay que ir con los tiempos, y el del libro tal como lo conocemos toca a su fin.

Papyre
Sony
El Corte Inglés
Asus
Amazon
Onyx
Oz

Cómo morir al mismo tiempo en diferentes días

El Día Internacional del Libro se conmemora hoy porque, de acuerdo con la tradición, ese día, de 1616, fallecieron los dos más grandes escritores de la literatura universal: Cervantes y Shakespeare. Ahora bien, esta tradición, como muchas tradiciones, tiene su lado “matizable”…

La muerte de Shakespeare se supone que tuvo lugar el 23 de abril, fecha en la que también se afirma que falleció Cervantes. Ni cierto ni verdad. En aquella época, Inglaterra y España utilizaban calendarios diferentes. Los países católicos como España seguían el calendario gregoriano, y los protestantes, como Inglaterra, el juliano.

De acuerdo con el calendario gregoriano, William Shakespeare murió el 3 de mayo de 1616. Pero, teniendo en cuenta el calendario juliano, es decir, aquel por el que ser regía el creador de Hamlet, la fecha fue 23 de abril de 1616.

Miguel de Cervantes, natural de un país fiel al calendario gregoriano, murió el 22 de abril de 1616. Ahora bien, fue enterrado el 23 de abril. En cambio, quienes si murió hoy, un 23 de abril, fue el Inca Garcilaso de la Vega y, por cierto, también en esa fecha nacieron Vladímir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

Para más información, ver el siguiente artículo en el diario El País
Fernando Garcés Blázquez

Muere el escritor y periodista Francesc Candel

El escritor y periodista Francesc Candel ha muerto hoy a los 82 años de edad en un centro sanitario de Barcelona después de una larga enfermedad. Tení­a 82 años y estaba ingresado en un hospital barcelonés.

Candel, nacido en 1925 en Cases Altes (Comunidad Valenciana) escribió más de 50 libros y fue la voz de los más necesitados y de los inmigrantes de los años 40 y 50 siendo su libro ‘Els altres catalans’ (‘Los otros catalanes’) (1964) el más conocido.

La capilla ardiente del escritor se instalará a primera hora de la tarda en el Saló Sant Jordi del Palau de la Generalitat.

Paco Candel se trasladó a Barcelona junto a su familia de muy pequeño en una de las olas migratorias que recibió Cataluña en aquellas décadas y vivió en las barracas de Montjuí¯c, vivencia que marcó toda su experiencias vital y profesional. Candel actuó como portavoz de los primeros inmigrantes que llegaron a Catalunya y en su obra encontraron eco de sus problemas com ‘Donde la ciudad cambia su nombre’ (1957), ‘Los otros catalanes’ (1964) o Hablemos (1967)

Alberto Vázquez Figueroa, “Mis novelas, gratis”

A partir de ahora mis novelas se editarán simultáneamente en edición “cara”, de las llamadas “de tapa dura”, en edición de bolsillo a mitad de precio, podrán descargarse gratuitamente en “Internet” y todos los periódicos o revistas que lo deseen están autorizados a publicarlas al estilo de las antiguas novelas por entregas con la diferencia que en este caso no tendrán obligación de pagarme nada en concepto de derechos de autor.

Me han preguntado si es que me he vuelto loco, me sobra el dinero o pretendo arruinarme y arruinar de paso a mi editor. No es el caso.

He meditado largamente sobre el tema y he llegado a la conclusión de que hoy en dí­a hay público para todos los niveles adquisitivos del mismo modo que quien lo desea puede almorzar en un restaurante de lujo, en una simple hamburgueserí­a e incluso acudir a un comedor social.

Sigue leyendo

Muchas gracias, don Alberto, de momento ya hemos puesto un enlace a su novela “Por mil millones”. Ojalá otros escritores copien de usted.

Curso sobre revoluciones

“-Sé que voy a darles un disgusto, hijitos, pero los sociólogos más serios opinan desde hace años, creo que junto con la banda de los psicólogos sociales, que la mayor revolución, La Grande, fue la Agricultura. Qué cosas. Lo cierto es que cambió la manera de vivir de todos y obligó al hombre a echar raí­ces, construir casas y crear imperios. Dejó mitos y costumbres imperecederas, como “La reina de mayo” en Inglaterra, las Hogueras de San Juan, el mito de la semilla traspasado al hombre: Morir y ser enterrado para renacer. Y hasta algunas canciones goliardas como “qué polvo lleva el camino, qué polvo la carretera, qué polvo lleva el molino, qué polvo la molinera”. Señores: el humano juega. Incluso en medio de una revolución. Y fí­jense: la agricultura no sólo dio de comer de un modo casi fijo, sino que generó el calendario y la astronomí­a, la ingenierí­a con sus canales, la arquitectura, pues ya no se viví­a en puras chozas y hasta ciertas religiones falsas que consistí­an en pillar a los agricultores los diezmos y las primicias. Un rudimento de Estado Voraz Moderno. Véase cómo los templos de Amón acabaron siendo los dueños de las tierras cultivables en el Imperio Nuevo. En metafí­sica no se pasaba de la trigonometrí­a, el trigo y la hortaliza. Espero no estar dando la sensación de entonar un cántico a la Agricultura porque no serí­a cierto: fue un paso más, el importante, para someter a normas la libertad del hombre, ese alegre vagar por el mundo sin más preocupación que la derivada del riesgo de ser comido por algo o alguien. Dí­gales, Porfirio, por qué largo siempre el discurso de la Agricultura, madre de Revoluciones…”
De “Introducción al Curso de Revoluciones Auténticas”