No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Martin Fierro / José Hernández
Poesía / 1 Diciembre 2009

El ser humano europeo aficionado a la literatura oye hablar de Martín Fierro y automáticamente se acuerda de Borges, ya que el genial argentino lo mencionaba con frecuencia. Los lectores adolescentes no sabíamos bien si se trataba de un autor, de un libro, de un concepto… Pues bien, se trata de un poema narrativo bastante populachero. Vaya sorpresa. Borges lo ha citado,  parafraseado y criticado en muchas ocasiones, pero quedémonos con esta postrera cita de su ensayo El Martin Fierro: “Expresar hombres que las futuras generaciones no querrán olvidar es uno de los fines del arte; José Hernández lo ha logrado con plenitud”. La edición que me he agenciado por un euro (alianza Editorial, nº 798), comentada por un tal Santiago M. Lugones (personaje difícil, trasunto real del imaginario borgiano) es, en palabras y estilo del indómito Borges, “acaso la mejor”. Es probable, pero me importa un bigudí. Acaso. Yo, sin saber lo que me iba a encontrar, abrí el tomito y leí: EL GAUCHO MARTIN FIERRO Aquí me pongo a cantar al compás de la vigüela; que el hombre que lo desvela una pena extraordinaria como la ave solitaria con el cantar se consuela. Y me dije, ahí va,…