No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Dune – Frank Herbert / David Lynch
Pelis / 5 Febrero 2009

Dune es un gran libro, quizá sea el paradigma del libro de ciencia ficción.  Esta obra fue concebida por su autor, en principio, como un alegato conservacionista, con la ecología de fondo, describiendo la vida en un planeta sin agua, pero Frank Herber tenía mucho que plasmar en un libro, tenía ideas dentro de las ideas (parafraseándole), y al final le salió un gran libro de aventuras, que dio inicio a lo que luego sería la saga de Dune, con algunos libros más atinados que otros, y que, desafortunadamente, se está empeñando en continuar su hijo, cuando realmente Dune merece un punto final más digno. Hay fans de Dune, como los hay de Star Trek, que tienen la colección completa de libros y las varias adaptaciones hechas para el cine y la televisión.  Yo no soy de esos, a mí me gustó y me gusta mucho Dune el primero y original, y los demás me sobran, aun admitiendo que hay algún libro que se puede leer, pero que le sobran a este gran libro primero. La película no va propiamente del libro, sino que se limita a dar saltos entre capítulos, y sólo pueden verla y entenderla los que ya…

El Padrino, de Mario Puzo y Francis Ford Coppola
Pelis / 8 Enero 2009

Mucha gente califica las dos primeras pelí­culas de “El Padrino” como de gran obra maestra del cine, pero muchos obvian lo más básico, y es que nada de eso serí­a posible sin haber primero un gran libro. Libro que es ejemplar y modélico en su género y espejo en que se miran muchos novelistas que escriben sobre temas de actualidad dándoles un contenido fabulado mezclándolo con datos históricos o reales. En la primera parte se sigue el grueso de la novela en el tiempo actual, y el gran acierto de la segunda parte es haber podido retrotraernos a la época de la juventud del Don, combinando los recuerdos de sus comienzos, el flash-back, con la trama moderna. En todo caso, la lectura combinada del libro y la visión de las dos pelí­culas es acto obligado a todos los amantes del arte, y en pocas ocasiones se sale tan satisfecho de ambas cosas. Quienes sólo han visto las pelí­culas no deben perderse el libro. Primera Parte Segunda Parte

El silencio de los corderos, de Thomas Harris
Pelis / 22 Diciembre 2008

Nos encontramos ante una pelí­cula que puede vivir aparte del libro del que procede, una pelí­cula que, en algunos momentos, incluso mejora y clarifica el libro, si bien se pierden otras escenas y datos, lógicamente por problema de duración. La pelí­cula ha sobrepasado el éxito del libro, que mucha gente no ha leí­do. También hay que decir que son varios los libros, y las pelí­culas, creados alrededor del doctor Lecter, como “Hannibal”, que es bastante peor que la primera, tanto el libro como la pelí­cula; y “El dragón rojo”, otro gran libro y otra gran pelí­cula, muy seria y convincente. En este corte de la pelí­cula tenemos una famosa y deliciosa escena entre sus dos oscarizados protagonistas. Aní­bal y Clarice y su extraña relación.

Papillon, de Henri Charrií¨re
Pelis / 18 Diciembre 2008

En 1979 se realiza la pelí­cula del exitoso libro, uno de los primeros que en Europa recibió el novedoso sobrenombre de “best seller”, protagonizada por Steve McQueen y Dustin Hoffman. La pelí­cula no es una maravilla, porque es muy complicado meter dentro de un guión cinematográfico ese libro, se podí­a haber mejorado bastante, pero tiene cosas buenas, como las interpretaciones, y sobre todo la ambientación pulcra y muy cuidada, y la recreación de las condiciones en que los reclusos eran tratados. Primero hay que leer el libro y luego ver la pelí­cula para completar la impresión. Este primer corte corresponde a las primeras escenas del film, cuando los presos son conducidos al barco que los llevará a la Isla del Diablo, en la Guayana Francesa, a través de las calles de Marsella. Y este otro corte, en inglés, son escenas de la reclusión en celdas de aislamiento.

Mucho ruido y pocas nueces
Pelis / 31 Octubre 2006

Nunca he sido partidario de las adapataciones que te cambian la época, la vestimenta, y que desvergonzadamente juegan con la escena y manipulan a los actores de forma que no fue pensada inicialmente por el autor.  Eso es algo que sólo se puede perdonar cuando sale tan bien como en esta adaptación de Kennet Branagh

Sentido y Sensibilidad
Pelis / 30 Octubre 2006

Deliciosa escena familiar.  Lo mejor de una novela costumbrista, aunque esta también sea romántica, son estas escenas tan decidoras del modo de vivir de una sociedad.