Archivo de la categoría: LibroG

Cuentos de Alberto Arzua

Alberto Arzua es un pintor impresionista de cuentos, si te acercas al cuento ves brochazos gordos de colores chillones, pero luego la impresión de conjunto es casi costumbrista, detallada y familiar.

El feminismo lo inventó Luc Tonton Feminois (pronunciado “feminuá”) el dí­a en que se cansó de la pesada de su mujer y le dijo:
- ¡Te abandono! ¡Prepárame la maleta!

Arzua es ante todo un observador-traductor. Ve lo que pasa, lo que piensa la gente, y lo pone para que tú lo entiendas. Porque es que cada cual tiene su propio lenguaje de pensar. Luego nos comunicamos en uno común (común… comun-icar), pero pensamos todos a nuestra bola, y él utiliza una especie de traducción instantánea pensamiento-cuento. O sea: ve una escena real, de la que tú puedes no entender nada o no hacer caso porque no te importa un pito, pero te la pone en una parábola y entonces sí­, entonces a) te entretienes y b) te enteras de lo que te pasaba desapercibido.

Dos guionistas de televisión charlan en una cafeterí­a.

- ¿Te pasó algo ayer?
- No. ¿A ti?
- Tampoco
- ¿Y qué ponemos?

A veces se va mucho por los cerros de íšbeda, pero mucho, eh.

Una gota le dice a otra.
- ¡Hostia, qué gustito!
- ¿Has notado el viento de Levante?
- ¡Como para no!
- ¿Nos juntamos o qué?
- ¿Antes de llegar?
- Porque luego seremos muchas
- Vamos a chocar contra la piedra
- O contra la barandilla
- O contra las hojas
- O contra la mierda
- Algunas nos desharemos
- Nos desharemos todas
…/…
- Qué bien se está lloviendo
- Ojalá no acabara nunca

Entonces es cuando el cuento se nos hace más cercano, más í­ntimo. Fí­jate. Yo a este hombre lo recomiendo mucho, me divierte y de paso, como quien no quiere la cosa (pero la quiere) te suelta una observación que te hace decir ¡hostia! y aprendes algo. Todo por el mismo precio.
Se le lee aquí­.

Oz

Pecados Capitales (por un ama de casa dignamente mediocre) de Sonia X.


Sonia, Soni para los amigos, esa flaca loca para otros, la rejodida mina del carajo para algunos más, es un ama de casa marcada por la fatalidad: ¡es argentina! Esto de por sí­ ya da para un cuento, lo que pasa es que luego hay que contarlo con gracia, y Soni la tiene. Tiene gracia por los cuatro costados, por los cinco si contamos la parte de arriba. Gracia e inteligencia para fijarse en el grano de las cosas y dejar la paja donde debe estar, mullidita amablemente alrededor para que uno se siente. Da gusto entrar en su casa y enterarnos de que el vecino está loco de atar, que su madre es una discutidora nata, que su santo marido merece palmaditas en la espalda el hombre (uno se suele identificar con estos maridos de mujeres que padecen activitis aguda), que la suegra… uh, la suegra merece capí­tulo aparte; y con los novios y su idiosincrasia harí­amos perfiles para varios capí­tulos del CSI.
La vida cotidiana del ama de casa está llena de aventuras si uno tiene ojos para algo más que ver la tele.
No te pierdas esta novela-vida-rí­o en la que te sumerges sin darte cuenta y pasas a formar parte de la familia y a tomarte un matecito en el patio (tienen pileta, o sea, piscina, aprovecha). Lo pasarás bien, te divertirás y aprenderás más psicologí­a que leyendo a Freud, que se ha quedado muy obsoleto el hombre.
Yo llevo tiempo intentando que me grabe sus cuentos para mi programa de radio, pero esa es otra historia…

Oz

Diario Estupefaciente, de Nes Oliver



No sé si os interesará esta novela, por el concepto y el formato. Actualmente estoy en pleno proceso auto-publicador de mi novela, Diario Estupefaciente. En su momento, siendo yo un total desconocido en el mundillo editorial y bastante incrédulo ante la absoluta “legalidad” de los concursos literarios, intenté presentar la obra en varias editoriales, pero la única oferta en firme que recibí­ (después de tanta lucha) no me pareció equitativa.

Desde hace cerca de 2 meses vengo publicando la novela en formato blog, de forma totalmente gratuita y con la ambición de intentar encontrar alternativas y nuevos canales para la promoción de autores noveles. La dinámica de la web 2.0 permite, entre otras importantes opciones imposibles en versión papel, añadir elementos para “conceptualizar” la obra (si así­ se desea) e interactuar con los lectores.

Os invito a que visitéis Diario Estupefaciente y vosotros mismos podáis comprobar, no sólo la obra y la estética, sino las opiniones de los lectores. Más de 2.000 lectores en menos de dos meses, sin invertir un euro en marketing ni en publicidad, considero que es una cifra importante para un autor desconocido como soy. Más teniendo en cuenta que poco a poco se va desatando el boca-a-oreja viral y la novela puede ser leí­da por muchos millares más. Mi opinión o cualquier explicación que os dé de la novela, serí­a subjetiva y condicionada (aunque lo fuese no os dirí­a que es mala, claro).

Muchas gracias!

Una novela polémica, golfa e irreverente…
Una epopeya de Sexo, Drogas y Rocanrol…
Diario Estupefaciente by Nes Oliver (¿de quién si no…?)
Más de 2.000 personas ya están enganchadas a ella, ¿y tú?

Nes Oliver