No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
La caí­da del imperio romano
Ensayo / 12 Febrero 2009

 Un libro de historia bien escrito me interesa aunque a priori no me atraiga especialmente el tema (¿y por qué no me iba a atraer especialmente el tema?)   Este libro es una gozada y, en vez de explicar los porqués, paso a desgranar algunas citas: Los reclutas se entrenaban juntos, combatían juntos y jugaban juntos en grupos de ocho, formando así un contubernium (literalmente, un grupo que comparte una tienda). Un ejercicio escolar característico consistía en tener que expresar algún suceso cotidiano con el estilo de alguno de los autores escogidos (“Una carrera de carros tal como la contaría Virgilio: podéis empezar”).  Encabezamiento de una carta cualquiera de Símaco a su padre: “Para que no se me achaque el delito de interrumpir la correspondencia, prefiero ser diligente en mi deber antes que permanecer inactivo esperando largo tiempo una respuesta”. La sociedad de la antigua Roma sostenía que nadie debía tratar de controlar a otros mientras no fuera capaz de controlarse a sí mismo. Las personas cultas tenían también un deber de servicio a la tradición literaria en la que habían sido educados.  Una vez establecida, una relación podía contribuir a objetivos muy distintos, pero lo más importante era la relación…

Ensayos / Montaigne
Ensayo / 12 Enero 2009

Se podría decir que este es el primer libro de ensayo de la historia. Corrían los tiempos del Renacimiento: el ser humano se estaba liberando de la religión y descubriéndose a sí mismo. Esta obra de Montaigne, uno de los hitos de la cultura mundial, representa el primer pensamiento libre de la humanidad después de tantos siglos de ocultismo. Pero lo mejor de todo es que se trata de un libro muy divertido, que se puede leer de cualquier manera (por el principio, por el final, por el medio, en la cama, en el tren, en la cocina, en el campo…) y con el cual aprendes cantidad de cosas mientras te ríes, te sorprendes y te emocionas. Recomiendo tener este libro siempre a mano. Yo lo utilizo cada vez que me quedo sin una lectura medianamente apasionante. Montaigne, que llegó a ser alcalde de Burdeos, tuvo el latín como primera lengua materna y el griego como segunda. Después le dejaron aprender francés. Sus Ensayos están literalmente plagados de citas grecolatinas (traducidas, eh), siempre muy originales y reveladoras. Citemos algunas citas clásicas entreveradas de otras del mismo Montaigne:  El que puede decir cómo arde sólo vive una pequeña pasión (Petrarca, Sonetos….

Mal de escuela
Ensayo / 11 Enero 2009

Este es un ensayo acerca de los alumnos de escuela más atrasados, los tontos tontísimos, los que nunca entienden nada. En francés se llaman “cancres”, expresión que dicen que no tiene traducción al español. Vaya. Yo creo que “zote” quedaría bien. Resulta que el escritor de este libro fue él mismo en su infancia y juventud un zote tremendísimo. Después se curó del zotismo y se hizo profesor y escritor de éxito (vende cientos de miles de ejemplares en la dulce Francia). Parece ser que su madre todavía no se cree el cambio y cada vez que le comentan algún éxito de su hijo, suspira, ay, ay, ay, como si temiera que se fuera a descubrir todo el pastel. Zote una vez, zote para siempre. Contra este determinismo negativista lucha Pennac a lo largo de su libro. Es un hombre muy pero que muy convencido de los beneficios de la enseñanza; se trata de un profesor profundamente vocacional que nos explica toda la cuestión de los zotes, los padres, los profesores… de una manera muy amena a la par que profunda y educativa (no lo puede evitar). Las madres le llaman, preguntándole, desesperadas: – ¿Pero, en qué se va a…