Archivo de la categoría: Novela

Manón Lescaut / Abate Prévost

Andando los caminos de la disipación y el placer, Antoine-Francois Prévost, más conocido mundialmente como El Abate Prévost, nacido el 1 de abril de 1697 en Artois, Francia; habrá conocido a la hermosa y fatal Manón Lescaut, eso pienso. ¿O será que su encantador personaje femenino lo formateó de varias damas proclives al amor fácil y muy generosas con los hombres, a quienes suelen convertir en sus esclavos al fuego lento de su pasión. En realidad los propios caballeros son los culpables de aquello que critican en la mujer, como con todo acierto pensaba la dulce Sor Juana Inés de la Cruz. Además la divina Manón es víctima de su propia belleza. Ella no tiene la culpa de que los varones la acosen y se peleen por ella hasta la misma muerte y la sigan al fin del mundo, allí donde terminan los caminos.
El Abate Prévost llevó una vida llena de aventuras, podría decirse que la mitad de su existencia la pasó en los monasterios y la otra mitad en el desenfreno de un hombre libre, a quien gustan las mujeres y agrada meterse en líos por ellas. Inclusive, de amplio criterio, como para preferirlas compartidas como dice la canción. Así pues, juglar, benedictino, hombre pasional, novelista, historiador, filósofo y traductor, con todas sus virtudes, sus defectos y sus vicios, el Abate Prévost fue capaz de crear una mujer increíble: Manón Lescaut.
El Abate Prévost cerró sus ojos para siempre un día antes de la Nochebuena de 1763, en Chantilly, Francia.
¿Qué pasaría por su mente si el Cielo diera permiso a este hombre de convento y burdel, el Abate Prévost, de volver a este mundo. Encontraría que Manón Lescaut es inmortal, que su obra cumbre ha sido puesta en escena numerosas veces en muchos teatros del planeta, que ha sido la base de argumentos para óperas como las de Jules Émile Massenet y Gaicomo Puccini, que ha inspirado ballets como el de Jacques Fromental. En fin, no daría crédito -al estar sentado en una sala de cine- ver con vida al tormento del chevalier Des Grieux- simplemente se asombraría.
Y en eso de los sueños imposibles, yo daría media vida por besar la punta del pie de Manón.
Matías Antonio Ocampo Echalaz

Pan, educación, libertad / Petros Markaris

“Pan, educación, libertad” no es ni la mejor novela de la trilogía sobre la crisis griega, ni, por supuesto, lo mejor que he leído de Petros Márkaris. Quizás porque no hay una correspondencia clara entre el momento socio-económico-político en el que se desenvuelve y los hechos que servirían para denunciar ese contexto.
Estamos ya en el 2014, Grecia ha salido del euro y ha vuelto al dracma, la crisis se ha agudizado, llevando consigo cada día mayores dificultades incluso para comer,… Pero ahí se acaba toda referencia a un futuro inmediato, la “utopía negativa” (como sigamos por aquí, vamos a acabar ahí) que hubiera servido en la ficción para leer el momento actual, se esfuma y toda la narración podría haber sucedido dos años antes. Me parece a mí que, si una novela negra apuesta por un tiempo futuro es para iluminar el presente, pero desde aquel punto del tiempo. La posible correspondencia queda, en la novela, muy forzada, y se nota.
Y todo lo demás que dijera serían de nuevo elogios. Márkaris es un autor que, mientras no me demuestre lo contrario, estará en el ranking de mis lecturas preferidas. Cada vez que escriba. Si alguien desea aficionarse a la novela negra, aquí tiene un buen comienzo: Kostas Jaritos, el policía, no le defraudará.
No voy a decir ni a contar nada más de “Pan, educación, libertad”. En la Red podéis inflaros a leer cosas sobre ella, o sobre su autor. Como siempre, si vais a hacerlo, os recomendaré www.negraycriminal.com. Sólo una cosa: de nuevo el mismo sentimiento: los asesinados habían merecido que alguien los quitase de en medio, que alguien los ejecutase. Y ese alguien de ningún modo iba a ser la justicia legal. De nuevo, el asesino nos resulta más simpático que los asesinados.
Ésta es una novela que tengo en papel. Ya sé que es mucho más incómoda de leer, pero, como a Márkaris no lo voy a piratear (ni a Leonardo Padura, mi próxima lectura) (cosas de la nostalgia), os comunico que si alguno tiene dificultades (económicas) para hacerse con ella, sé que ya anda por internet.

Cuando apenas me quedaban las últimas 40 páginas por leer y yo ya había empezado a escribir esto que ahora leéis, la prensa publicaba una noticia que, de alguna manera, “trasformaba” la actualidad de mi lectura y que os resumo desde la web de 20minutos.es:

“El Defensor del Pueblo de Grecia implica a policías y Guardia Costera en ataques racistas.

La Oficina del Defensor del Pueblo de Grecia publicó hoy un informe sobre el aumento de la violencia racista durante el pasado año en el que implica a policías, Guardia Costera y militantes del partido neonazi Amanecer Dorado en agresiones de carácter xenófobo. Estos casos son solo la punta del iceberg. Durante el periodo cubierto por el informe —de enero de 2012 a abril de 2013— se registraron cuatro muertos y 400 heridos en estos ataques racistas.
En varias ocasiones, destaca el informe, había agentes de Policía presentes en el momento de las agresiones y no intervinieron, o lo hicieron para arrestar a las víctimas. El lunes, por orden del Ministerio de Orden Público, se inició una “amplia investigación” para esclarecer los presuntos lazos entre militantes de Amanecer Dorado y agentes de Policía. Desde entonces, una veintena de oficiales y altos cargos del cuerpo han sido relevados de sus responsabilidades, dimitido o suspendidos de empleo.”

Dos días después, la prensa se había eco de la detención del líder del partido neonazi y algunos de los parlamentarios pertenecientes a este partido.

Y acabo dejándoos un par de textos de la novela:
“A no ser que consideremos terrorismo blanco las continuas amenazas de nuevos recortes de los sueldos, de las pensiones y de las pagas extra. Ésta es nuestra versión del terrorismo blanco, el que practica la clase burguesa dominante a través de los organismos del Estado”

“En estos tiempos, las personas de mi posición económica han convertido sus automóviles en bienes inmuebles. No los mueven de donde están aparcados. Yo soy de los pocos que todavía usan el coche para desplazarse. No me extrañaría que Hacienda me abriera una inspección, convencida de que dispongo de recursos ocultos para llenar el depósito”.
Andrés López

La Alhambra de Salomón/ Jose Luís Serrano

La historia de una época de esplendor y cultura.
Una historia de amor y de luchas familiares.
La historia de la construcción de la Alhambra de Granada.

Corre el año 1002. Tras la muerte del padre, la familia Nagrela llega a Córdoba, capital de Al Ándalus y la ciudad más grande del mundo. Allí establecen su negocio de plantas medicinales y remedios de espagírica. Samuel Nagrela, el segundo varón de la familia, cultiva el comercio y, al mismo tiempo, estudia la ciencia de los griegos, la jurisprudencia judía, el derecho musulmán, el Corán, la Biblia, el Tamud, la lengua aramea, la medicina hipocrática y un oficio que habría de cambiarle la vida: el de calígrafo de la lengua árabe.
En el 1013 el ya rabino Samuel inicia su viaje de exilio, tras la guerra civil. Está convencido de que lo guía la Divina Providencia y de que algún día será príncipe de todos los judíos andalusíes. En ese viaje iniciático conocerá a Ilbia, una joven noble recluida en el castillo de Salobreña, con asombrosos conocimientos matemáticos y arquitectónicos, y que habría de convertirse en la mujer de su vida y en la artífice de su sueño: años más tarde, convertido ya en un hombre rico y poderoso, Samuel construirá el nuevo templo de Salomón.

Roca Editorial
Serie: Novela histórica
Autor: Jose Luís Serrano
ISBN: 978-84-9918-650-4
Precio: 19.90 €
Publicado: 19/09/2013
Páginas: 432

Ebook: ISBN: 978-84-9918-671-9    Precio: 6.99 €

Empieza a leerlo aquí

BOOKTRAILER de La Alhambra de Salomón

José Luis Serrano nació en Granada. Es catedrático de Filosofía del Derecho y autor de numerosas monografías y artículos en los campos de la teoría general del derecho y  del estado, del derecho ambiental y de la ecología política.  Ha sido columnista de La Opinión de Granada. Es autor de novela negra: Al amparo de la ginebra (2000), Febrero todavía (2001) y de novela histórica Zawi (2006) En septiembre reeditaremos esta gran novela.
En 2009 publicó Brooklyn Babilonia. www.joseluisserrano.eu

Leiaa

 

Porque sí/ Daniel Glattauer

Una intriga policiaca del autor de Contra el viento del norte

Piense en una persona simpática de su círculo de amistades, en el hombre más pacífico que conozca. Imagínese que llega a sus oídos la noticia de que esa persona ha matado a alguien. Dicen que le disparó a un hombre en un bar sin darle siquiera la opción de defenderse; sin que se hubieran peleado ni hubiera pasado nada antes. Así, porque sí.

Ha confesado su crimen pero no piensa revelar el móvil hasta pasados 20 años. ¿Será usted capaz de esperar tanto tiempo?, ¿imposible? Entonces lo mejor que puede hacer es leer este libro.

Una novela inédita en español de uno de los autores más relevantes del panorama internacional, llevada al cine en 2009 por el director austriaco Harald Sicheritz.

«Un libro de una escritura brillante.»
Marieclaire

«Maravillosamente irónico, con giros inesperados que te mantienen en tensión hasta la última página.» Buchmark

Punto de lectura
Páginas: 304
Publicación: 04/09/2013
Formato: 12,50 x 19 (Rústica fresada)
Precio: 8,99 €
ISBN: 9788466327237
EAN: 9788466327237

Daniel Glattauer nació en Viena en 1960. Desde 1989 colabora para el periódico austriaco Der Standard. Ha escrito varias novelas, entre las que destacan Darum y La huella de un beso (Punto de Lectura, 2011), además de libros de artículos. Su novela, Contra el viento del norte (Punto de Lectura, 2011) finalista del prestigioso German Book Prize, se convirtió en un bestseller traducido a treinta y dos idiomas, y también ha tenido gran éxito en forma de radionovela, obra de teatro y audiolibro. Cada siete olas (Punto de Lectura, 2012) es la segunda parte de este auténtico fenómeno editorial. Siempre tuyo y Theo (2013) son sus últimas publicaciones bajo el sello Punto de Lectura.

Leiaa

La rata en llamas/ George V. Higgins

Jerry Fein, abogado de poca monta y agente de artistas de medio pelo, es también propietario de un edificio de apartamentos en Boston. Como sus inquilinos llevan tiempo sin pagar el alquiler en protesta por el penoso estado de la finca, Fein cree que prenderle fuego sería la manera más fácil de desahuciarlos. Pero la tarea no será sencilla: los delincuentes encargados del trabajo, Leo Proctor y Jimmy Dannaher, tendrán que ingeniárselas para sobornar al inspector de incendios de la zona, el expolicía Billy Malatesta; y el fiscal del distrito se ha empeñado en terminar con los casos de acoso inmobiliario.
A partir de diálogos precisos y brillantes Higgins construye una trama adictiva y veraz y ofrece al lector una panorámica de distintos ambientes de la ciudad de Boston.
La rata en llamas es una de las mejores novelas de George V. Higgins, y es una clara muestra de su singular capacidad para plasmar con realismo la vida criminal, que llevaría a la crítica a calificarlo como «el Balzac de los bajos fondos de Boston».

Empieza a leer La rata en llamas 

Libros del Asteroide
ISBN: 9788415625513
Páginas 221
Precio aprox 17,95€
ISBN e-book 9788415625650
Precio e-book 9,99 €

George V. Higgins nació en Brockton (Massachusetts) en 1939. Estudió en el Boston College y en la Universidad de Stanford. Después de unos primeros años dedicados al periodismo, se graduó en Derecho y ejerció como fiscal y abogado, carrera que compaginó con la de escritor y docente en la Universidad de Boston y el Boston College. Durante siete años trabajó para el gobierno en la lucha contra el crimen organizado en la zona de Boston, actividad de la que sacaría inspiración para muchas de sus novelas.
En 1970 publicó Los amigos de Eddie Coyle, que sería la primera de veintisiete novelas, y también la que le dio más fama y prestigio. En 1973 fue adaptada al cine por Peter Yates con Robert Mitchum en el papel de Eddie Coyle. Entre sus otras novelas destacan The Digger’s Game (1973), Mátalos suavemente (1974), La rata en llamas (1981) y The Agent (1999).
Mátalos suavemente ha sido adaptada al cine recientemente por Andrew Dominik con Brad Pitt como protagonista. Es también autor de libros de cuentos y de ensayos sobre política, deporte y literatura. Murió en 1999.

Leiaa

El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas / Haruki Murakami

Hubo una época en mi vida en la que leí bastante ciencia ficción (s-f). Eran los tiempos de Asimov, de Bradbury, de Philip K. Dick y sus androides y ovejas eléctricas (“Blade Runner”, en el cine) de Arthur Clarke, Aldous Huxley, Orwell, H.G. Wells, y algunos otros.
Creo que la literatura no hay otro género que se aproxime tanto a la novela negra como la s-f. La s-f es otra manera de encarar los problemas de la actualidad y algunos temas de hondo calado filosófico.
Sobre todo, dos grandes temas: el de los universos paralelos y el del tiempo.
Ahora, en este mismo instante, mientras escribo esta entrada de mi blog, ¿me encuentro en el único mundo “real”?; ¿no hay más realidad que ésta? o ¿quizás existen “dimensiones paralelas” en las que yo mismo estoy viviendo otras vidas reales?; ¿sueño cuando digo que estoy soñando, o estoy escribiendo en un sueño del que despertaré y que me abandonará en ese momento?
Y el tiempo, ¿es lineal o circular?, ¿puedo volver al pasado y cambiarlo para hacer que sea distinto este presente desde el que vuelvo?; ¿cuando lo haya cambiado, llegaré a una realidad desde la que no sea posible el retorno al pasado?. (Es el tema de Robocop?)
Haruki Murakami me ha llevado otra vez al recuerdo de todos estos temas. Creo que “El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas” es una historia fundamentalmente de s-f, una historia (¿o dos?) que se sigue con interés, que está narrada con un estilo propio de las novelas de aventuras, que engancha y que, por momentos, fascina.
Entiendo que no es una novela para “leer en el metro”. Puedo decir, sin rubor, que yo ya la dejé (seguro que porque se me caía de las manos) en una ocasión y que esta era la segunda vez que le hincaba el diente.
Es una novela larga y, a veces, difícil. Allí donde quiere explicar “científicamente” la ficción (como toda novela de s-f) se vuelve complicada y, supongo, discutible. Pero esa es la parte menos importante. Siempre lo ha sido, desde un punto de vista literario. No importa nada a la historia, si ese proceso científico es posible o no.
Os incluyo estos textos que no son míos, pero me parecen interesantes de leer.
Tomado de la solapa:
“Novela aderezada con imaginativas tramas y personajes excéntricos, destila un lirismo contenido y un sutil sentido del humor. […] Combina cyberpunk, novela negra, relato fantástico y reflexión moral a un ritmo trepidante, para devolvernos a un mundo de desolación, ternura e identidades ambiguas”.
Algunos textos entresacados de la novela:
“Recuerda bien lo que voy a decirte: lo que puedan enseñarte los demás acaba en sí mismo, lo que aprendes por tu propia cuenta forma parte de ti”
Qué metáfora para hablar de esos momentos en los que repetimos, por moda, situaciones del pasado (por ejemplo, esta vuelta a la iconografía del Ché)
“En aquella época, todo el mundo llevaba el pelo largo, los zapatos sucios, escuchaba rock psicodélico, llevaba una chaqueta de combate del ejército americano con el signo de la paz pegado a la espalda y se creía Peter Fonda. Vamos, una historia tan antigua que parecía que los dinosaurios fueran a aparecer en ella de un momento a otro”
“Tras devolverme el cambio, el dueño siguió desmontando la batidora. Había un montón de tornillos, clasificados por tamaños, en unos pulcros platitos de color blanco. Allí colocados, los tornillos negros parecían realmente felices.
[…] Di vueltas a la idea de por qué los tornillos parecían tan felices dentro de los platitos. Quizás fuese porque habían dejado de formar parte de la batidora y habían recobrado su independencia como tornillos. O quizás fuese porque consideraban que, con aquellos platitos blancos, les había tocado en suerte un lugar magnífico. En todo caso, era muy agradable contemplar la felicidad ajena”.

Andrés López

La Regenta / Leopoldo Alas “Clarín”

¿Si Azorín afirmó, categórico: “Clarín es, sencillamente, el primer literato español de su siglo”, qué más podría decirle al joven visitante de librosmorrocotudos.com, ávido de buenas lecturas, para animarlo a leer La Regenta?
En mi caso -joven del siglo XX- debo decir que mi tío Antonio -a quien sus hermanos apodaban El Camborio- un 13 de junio, día de nuestro santo, tuvo la delicadeza de obsequiarme un ejemplar de La Regenta, publicado por la editorial mexicana Porrúa, dentro de su colección “Sepan cuántos”. Lo primero que hice fue abrir el libro, empastado en tela, para oler el aroma a tinta fresca que despedían sus luminosas páginas. Mí tío, Senador de la República, orador de voz grave, que practicaba la sutileza como el propio Clarín me dijo: “si te gustó el Quijote de la Mancha, te va a encantar La Regenta, a fe mía, ambas obras poseen casi la misma calidad literaria”. Finalmente, coincidí con mi tío: la obra me pareció estupenda.
Ana -la regenta- se debate entre la gloriosa beatitud de una dama de buenas costumbres y la sabrosa licencia sexual. Sin duda es una víctima de su propia belleza, ya que por ser bonita y diferente a todas, la sociedad de Vetusta, que no es otra ciudad que la misma Oviedo, la envidia y le causa severos problemas. Además Ana se encuentra en el centro de un doble triangulo amoroso, integrado por ella, su marido el regente Víctor Quintanar, quien por su edad más juega el papel de padre de la hermosa joven, don Fermín de Pas y el joven político Álvaro de Mesía. Es claro que se repite el drama de Emma Bovary, pues Clarín transita del realismo flaubertiano al naturalismo de Zola, y lo hace con notas sobresalientes.
Así, entonces, esta hija de un militar librepensador y una bailarina italiana, tal vez se convierta en el primer amor de aquel adolescente que se atreva a seguirla a través de las páginas que constituyen una de las más grandes novelas escritas en nuestra lengua. Algo así como le pasó a Mario Vargas LLosa -nuestro flamante Nóbel- cuando descubrió a Madame Bovary, quien le inspiró un notabilísimo ensayo sobre la bella y trágica Emma.

Léelo, que es gratis. Pincha y bájatelo.


Después, corriendo el tiempo, interesado por la vida y obra de nuestro ilustre Leopoldo Alas “Clarín”, me enteré que murió, víctima de tuberculosis -como D. H. Lawrence- a las siete de la mañana del 13 de junio de 1901, en Oviedo, España (había nacido el 25 de abril de 1852 en Zamora, España), precisamente el día de San Antonio de Padúa, fecha que compartíamos mi tío Antonio y yo, pero ya no pude comentarle nada, ya que el también había rendido cuentas al Creador. Era entrañable mi tío, de quien heredé la costumbre de recomendar libros a mis amigos.
Matías Antonio Ocampo Echalaz

El resto de la vida / Ángeles Caso

“El resto de la vida”, de Ángeles Caso es una historia de amor cercana al realismo mágico, una historia de “fantasmas” en la Europa desarrollada y tecnológica, una nueva revisión de un mito clásico (ésta vez el de Orfeo y Eurídice), que revolotea siempre en el fondo del relato y es otra vuelta de tuerca a esa eterna pregunta por el alcance del amor: ¿hasta dónde puede llegar?, ¿hasta más allá de la muerte? Sin esquemas religiosos a la vista.
Pero, es más. También está la pregunta de si uno puede cumplir su propia voluntad a pesar de los sentimientos del otro, hasta dónde le es posible a un hombre maltratar a una mujer, sobre qué bases se asientan las relaciones de pareja, y algún otro asunto propiciado por un final abierto (o quizás demasiado cerrado).
¿Son demasiadas preguntas para una novelita corta? En sus apenas ciento cincuenta páginas (que no llegan) hay todo eso y más: una descripción de paisajes bella en la dureza de la geografía y el tiempo, un mundo de sueños, la ciudad frente al campo, las tradiciones que aún pueden quedar de enganche con el pasado,…
Interesante y breve, se lee en un par de sentadas.

Andrés López

El año en que me enamoré de todas / Use Lahoz

“El año en que me enamoré de todas” es, en el conjunto de las novelas que acostumbro a leer, algo extraño. No podía ser menos, dada mi relación con los premios literarios.
Suelo obviarlos y la mayor parte de las veces, cuando leo alguno, termino con la misma sensación: resulta bonito, tiene su interés, pero no acaba de engancharme, no “me pide” una buena crítica.
Adelantaré que en “El año…” hay dos novelas diferentes. Es el recurso de que el protagonista encuentre por azar una historia escrita, que, una vez leída, va a marcar la suya propia hasta iluminarla, ilustrarla, hacerla comprensible, contrastarla,…etc.
Y adelanto que esa segunda historia me ha parecido muy hermosa, conmovedora casi. Mucho más interesante que la del protagonista y su año en Madrid.
De cualquier forma esta historia de dos jóvenes tan diferentes, opuestos en muchos aspectos de la vida, tiene su interés y está bastante bien escrita, además de leerse de manera agradecida, agradecida porque resulta difícil (al menos en el cajón del que yo saco mis lecturas) encontrar una historia en la que todos los personajes son agradables, simpáticos, cordiales, … buenos, sin que lleguen en ningún momento a empalagar, sin que dejen de tener sus problemas (reales), sus dudas, sus “defectos”. Y, además, las cosas les salen bien y encuentran trabajo (no el que quisieran, ni el mejor del mundo) y se enamoran de quien deben (después de esos otros amoríos adolescentes, que a veces les hacen sufrir) y abren el futuro de par en par, aunque sea construyéndolo con los trocitos que pueden robar al pasado, en palabras del protagonista.
Novela amable, en fin, para pasar dignamente el rato.
Andrés López

La verdad sobre el caso Harry Quebert / Joël Dicker

Últimamente no me reconozco leyendo best-sellers. Pero, tengo que decir que sigo con bastante atención lo que cuenta sobre la novela negra negraycriminal.com. Allí me rencontré con una recomendación muy entusiasta y un elogio encendido (mayor de lo que merece, creo) de “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, de Joël Dicker. De otro modo, no me hubiera metido con 500 páginas, menos después de las últimas experiencias.
Se trata de una novela que ha recibido ya varios premios, entre ellos el Goncourt y el de la revista Lire.
Me ha parecido una novela excesiva, pero redonda: muy cuidada, a pesar de la dificultad que implica utilizar narradores diferentes, fuentes de información que el lector recibe desde muy diversos ángulos, saltos en el tiempo a los distintos momentos de una historia que recorre no menos de cuarenta años.
Al final de todo, algo muy importante: las explicaciones de cualquier hecho histórico, léase en este caso un asesinato, nunca son simples. Son muchos y de muy diversa índole los factores que se reúnen para llegar a comprender lo sucedido: la psicología de los personajes (y no sólo de dos de ellos, no, de muchos más, que pueden parecer secundarios y no lo son tanto), las relaciones políticas, ciudadanas, las de pareja, las creencias, las costumbres del momento y el lugar, las creencias religiosas, el azar, las ambiciones, los miedos… Esa es, posiblemente, la gran riqueza de la novela.
Muy bien escrita, muy bien estructurada, todo va encontrando su sitio. Fácil de leer en su complejidad, intrigante, mantiene siempre la duda y el interés del lector, al que los continuos giros de la historia (¿a veces demasiados?) hacen que no pierda las ganas de seguir leyendo.
El que, como siempre, 500 páginas se me hagan excesivas, es problema mío.
Pero, eso justifica que no os deje aquí ningún resumen de su contenido. Si lo queréis, acudid a la contraportada, o a cualquier blog que hable de ella.
Sí os dejo, como otras veces, un texto entresacado de la novela, porque me ha parecido novedoso (para nada desconocido), y hasta divertido. Ahí va:
“- Imagínese, Marcus, lo que cuesta un solo cartel publicitario en el metro de Nueva York. Una fortuna […]. Mientras que ahora basta […] con hacer que hablen de uno y con contar con la gente para que hable de usted en las redes sociales: tendrá acceso a un espacio publicitario gratuito e infinito. Gente de todo el mundo que se encarga, sin darse cuenta siquiera, de hacerle publicidad a escala planetaria. ¿No es increíble? Los usuarios de Facebook no son más que hombres-anuncio que trabajan gratis. Sería estúpido no utilizarlos.
– Es lo que ha hecho, ¿verdad?
– ¿Cuando le solté el millón de dólares? Sí. Paga a un tipo un salario de NBA o NHL por escribir un libro, y puedes estar seguro de que todo el mundo hablará de él.”

Andrés López

El amante de lady Chatterley / D. H. Lawrence

Caudillo de la libre expresión de las ideas sexuales, D.H. Lawrence a pesar de su corta vida -nació el 11 de septiembre de 1885 en Eastwood Nottinghamshire, Inglaterra y murió el 2 de marzo de 1930 en Vrncr, Francia- legó a la posteridad una extensa, profusa y comprometida obra como, por ejemplo, la de Hugo y Tolstoi. El Amante de Lady Chatterley un mal día fue subida a la picota del Santo Oficio de la literatura universal, pero finalmente fue absuelta en 1960, poco falto que fuera quemada en leña verde, y lo que son las cosas: hoy podría convertirse en una cinta de Walt Disney.
Lady Chatterley está a la altura de Madme Bobary y de Anna Karenina, adúlteras de película, adorables y deseables. Mal ejemplo para las mujeres de su época hoy, en cambio, plena y gozosamente identificada con tantas féminas dueñas de su cuerpo, mujeres independientes y voluptuosas.
Sus acertados biógrafos han señalado que para crear un personaje de la talla de Lady Chatterley, D.H. Lawrence era capaz de pensar como mujer. No olvidamos al respecto que Flaubert llegó a sostener en público que Madame Bovary era él.
Con todo, El Amante de Lady Chatterley es recomendable para quinceañeras que se aprestan a viajar a Viena, a través de su orgásmica lectura se enterarán de lo que hicieron Constance y su hermanita cuando dejaron de interesarse por las muñecas y mejor se regalaron a los muñecos. Luego se enamorarán del rústico guardabosques del cuento.
Tocante al mundo iberoamericano, no omitimos señalar que D.H. Lawrence, gran viajero, de su estancia en México, nos dejó otras obras maestras como la polémica Serpiente Emplumada y el texto de viajes intitulado Mañanas en México, con lo cual se hermana con otros escritores ingleses de la estatura de Graham Grenne (1904-1991), autor de El Poder y la Gloria y quien cultivó un singular odio por México, pero eso es harina de otro costal, hoy me concreto a recomendar la lectura de El Amante de Lady Chatterley, obra feminista -en casi todo los sentidos- encantadora.
Matías Antonio Ocampo Echalaz

Perdida, 2ª parte / Gilliam Flynn

He acabado de leer “Perdida”. La segunda parte me ha parecido inferior a la primera: demasiados altibajos en lo literario y en el mantenimiento del suspense, demasiadas reiteraciones. Era de sospechar en una novela de 500 páginas (¡me entra un tembleque cada vez que una novela pasa de las trescientas!…)
Pero me reafirmo en que sigue siendo una novela con muchos momentos “inteligentes” y digna de ser una buena “novela de verano”, que os hará pasar ratos entretenidos. Además es muy ligera de leer y, a ratos, engancha.

Andrés López

Tiempo de cenizas / Jorge Molist

Querido amigo o amiga:

Para mí escribir es un placer. Sin embargo, me fascina pensar que alguien, en algún momento y en algún sitio, acaso muy distantes, leerá mis palabras. Siento que ese proceso de escritura y lectura, ese acto de comunicación sin lugar y sin tiempo, es mágico. Quizá te parezca una idea absurda, pero no puedo evitar que, novela tras novela, regrese y continúe asombrándome.

Gracias por estar leyendo mis escritos, no se ni dónde ni cuándo. Gracias por hacer de la escritura y de la lectura un acto que nos une, a ti y a mí, en un mismo pensamiento.

En ocasiones, ese tiempo y lugar se hacen uno y nos encontramos físicamente, ya sea en presentaciones, ferias o actos de firma. Cuando eso ocurra, será un placer conocerte y ponerle cara y sonrisa a esa otra parte esencial para que un relato escrito exista: el lector.

Hoy quiero invitarte con Tiempo de cenizas a otro viaje en el espacio y en el tiempo y a que compartamos juntos esta nueva aventura.

Un fuerte abrazo.
JORGE MOLIST

 

La historia de un hombre libre enfrentado al poder de los Borgia y de una mujer valiente que desafió a su tiempo.

Para leer los primeros capítulos haz clic aquí

 

En pleno Renacimiento, Joan y Anna, alejados de su tierra de origen, consiguen regentar una librería que se convierte en el centro de las intrigas de Roma. El establecimiento es un símbolo del clan español de los Borgia, que gobierna la ciudad con mano de hierro, y, por lo tanto, un objetivo a destruir por las grandes familias romanas que urden la caída del papa Alejandro VI y de sus ambiciosos hijos Juan, César y Lucrecia.

Joan y Anna son felices a pesar de las traiciones, complots, adulterios, guerras y asesinatos que los rodean. Sin embargo, Juan Borgia, un joven que no acepta negativas y en el que su padre, el papa, ha delegado todo su poder, se encapricha de Anna.

A partir de este momento el matrimonio deberá enfrentarse también al poder de sus protectores, los Borgia, para salvar su amor, su familia y su dignidad.

Este es el inicio de una gesta que llevará al librero a luchar junto al Gran Capitán por la conquista de Nápoles, a convertirse en fraile para derrocar a Savonarola en Florencia, a enfrentarse a la Inquisición y a la peste en España, a luchar contra naves corsarias en el Mediterráneo y a participar en las miserias, la gloria y la caída de unos personajes fascinantes y únicos: los Borgia.

 

 

ISBN: 978-84-9998-247-2
Formato: 15,5 x 23,5 cm.
Presentación: Tapa dura con sobrecubierta
Precio aprox: 22€
Libro electrónico (formato epub) 13,99€

Jorge Molist
Barcelona, 1951

Jorge Molist mostró una temprana vocación por la escritura, que la situación económica familiar le hizo empezar a trabajar a los catorce años como aprendiz en una imprenta. Continuó con estudios nocturnos, que fue simultaneando con trabajos de distinta naturaleza para costearse su educación. Se graduó como ingeniero industrial y posteriormente obtuvo un máster en dirección de empresas. En esa nueva etapa trabajó en grandes corporaciones, donde ejerció puestos de responsabilidad ejecutiva en Estados Unidos y varios países europeos. Sin embargo, su pasión de adolescente le hizo retomar la escritura y en 2000 consiguió publicar Los muros de Jericó, su primera novela. Le siguieron Presagio en 2003, El anillo en 2004 y La reina oculta en 2007, que obtuvo el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio. En el año 2008 Jorge Molist decidió abandonar su actividad profesional en grandes multinacionales para dedicarse exclusivamente a la escritura. En 2011 publicó Prométeme que serás libre. Sus obras se han editado en más de veinte idiomas.

 

Leiaa

 

 

 

La neblina del ayer / Leonardo Padura

 

Catorce años después de que, desencantado, abandonase la policía, el detective Mario Conde se dedica a la compraventa de libros de segunda mano. El hallazgo de una valiosa biblioteca lo coloca al borde de un magnífico negocio que podría aliviar sus penurias económicas. En uno de los libros aparece una hoja de revista en la que una cantante de boleros de los años cincuenta, Violeta del Río, anuncia su retiro en la cumbre de su carrera. Atraído por su belleza y por el misterio de su silencio posterior, Mario Conde le seguirá el rastro en un descenso a los infiernos de los bajos fondos de La Habana.

*** Primeras páginas de La neblina del ayer

 

 

Tusquets editores

ISBN: 978-84-8383-721-4
País edición: España
360 pág.
8,60 € (IVA no incluido)
Ebook disponible
ISBN: 978-84-8383-727-6
5,78 € (IVA no incluido)
Formato: EPUB

Leonardo Padura

Leonardo Padura (La Habana, 1955) trabajó como guionista, periodista y crítico, hasta lograr el reconocimiento internacional con la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Mario Conde: Pasado perfecto,Vientos de cuaresmaMáscarasPaisaje de otoñoAdiós, Hemingway, La neblina del ayer y La cola de la serpiente, traducidas a numerosos idiomas y merecedoras de premios como el Café Gijón 1995, el Hammett 1997, 1998 y 2005, el Premio de las Islas 2000 y el Brigada 21. También ha escrito La novela de mi vida y El hombre que amaba a los perros, una trepidante reconstrucción de las vidas de Trotsky y Ramón Mercader, traducida a diez idiomas, vendidos sus derechos al cine y merecedora del Premio de la Crítica en Cuba, el Francesco Gelmi di Caporiacco 2010 y, en 2011, el Premio Carbet del Caribe, elPrix Initiales y el Prix Roger Caillois. En 2012 Padura recibió el Premio Nacional de Literatura de Cuba. Herejes, una absorbente novela sobre un cuadro de Rembrandt y una saga judía que llega a nuestros días, confirma al autor como uno de los narradores más ambiciosos e internacionales en lengua española.

Leiaa

Un buen lugar para reposar / Luis Gutiérrez Maluenda

Ya he escrito antes sobre Luis Gutiérrez Maluenda (“806 Sólo para adultos”, y “Mala Hostia”). Ahora he terminado de leer “Un buen lugar para reposar”.
En la novela negra abundan los tópicos, como no puede ser menos en cualquier género de novela, de cine, de música… Ocurre que los tópicos son muy variados y que a unos escritores les gustan unos determinados y a otros, otros.
Atila responde a un tipo de detective muy concreto. El mismo lo deja claro desde el principio.
Esto dice Atila de la novela negra y, por contraposición de su trabajo: “Un género literario en el que inteligentísimos tipos que resuelven crímenes de factura imposible sientan en sus rodillas a esculturales rubias de largas piernas, mientras trasiegan enormes cantidades de whisky, inmunes a la amenaza de sofisticados delincuentes.
Yo sólo compito con ellos en lo del whisky, y a más de uno le gano. Las rubias de largas piernas son alérgicas a mis rodillas. A mis delincuentes los encuentro en el vecindario. Con algunos me tuteo desde hace años. Y a los delincuentes sofisticados, únicamente acostumbro a verlos en las fotografías de los periódicos, o en la pantalla de un televisor. Habitualmente ocupan cargos públicos y hacen gala de una florida oratoria”.
Atila es un detective “marginal”, que se mueve entre gentes de barrios “marginados” barceloneses, de esos que las autoridades quieren hacer desaparecer porque lo que un día fue el extrarradio hoy se ha convertido en promesa de grandes negocios inmobiliarios (léase, por ejemplo, San Francisco en Bilbao). Lo que ocurre es que, mientras no acaban de conseguirlo, sus pisos casi inhabitables se han llenado de inmigrantes sin papeles, gitanos, y otras “gentes de mal vivir”, que acompañan a quienes ya no tienen ni fuerzas para salir de sus viejas casas y a algunos “resistentes” que se defienden como pueden del “poder establecido” o “por establecerse”.
“Un buen lugar para reposar es buena novela negra, de esa que muchas ves muestra que los problemas sólo se solucionan a mamporros, que la fuerza bruta es la única que algunos son capaces de entender, porque ellos ( o sus contratados) la ejercen por doquier, de esa que admite que la justicia legal sólo puede llegar a unos poquitos sitios y sólo a detener a los más desharrapados de los delincuentes, pero nunca a quienes se benefician de ellos.
La novela, corta, ligera, bordeando siempre esa moral que predica que nadie es culpable hasta que se demuestra ( y que, de paso, establece muy bien cómo se demuestra), se lee muy bien y, al final, te deja con esa sensación de satisfacción de encontrar que alguien ha hecho por ti lo que tú ni podrías ni te atreverías a hacer. Además, podéis encontrar en ella mucha inteligencia, de esa de la de la mala leche, y mucha ironía. Esta es una muestra:
“El mayor éxito que mi amigo tendría jamás en el campo de las relaciones públicas sería que alguien se sentara a su lado en el autobús”.

Andrés López