No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Snow crash / Neal Stephenson
Ciencia Ficción / 7 Octubre 2010

He tardado dieciocho años en leer este libro. Y no es que sea lento leyendo sino que la ciencia ficción me da pereza. Oír hablar de quarks, robots, avatares y otras zarandajas me produce somnolencia. ¿Por qué? Será cuestión de preguntármelo en serio ya que sospecho que me he perdido algo interesante. Lo digo porque he tardado menos de una semana en leerme este libro. Y me lo he pasado bomba. Un malvado coleguilla, sospechando alguno de mis numerosísimos puntos débiles, me retó a leer la última novela de este escritor (de quien yo lo desconocía todo). ¿A que no te atreves con “Anatema”?, me dijo, sacudiendo el trapo rojo frente a mi defecto toro. ¿Cómo que no? ¡Dame Anatema! ¡Quiero Anatema! ¿Qué es Anatema? ¡Anatema! ¡Anatema! Pero como el Anatema en cuestión no está aún disponible en las bibliotecas y mi presupuesto cultural se encuentra en números rojos, me tuve que conformar con el primer best seller del mismo autor, un libro que salió en el olímpico 1992. De ahí lo de los dieciocho años. Parece que fue ayer, ya lo sé, pero tampoco es cosa de ponerse a llorar ahora por el tiempo perdido. O sí. Porque renegar…

El caso Jane Eyre / Jasper Fforde
Ciencia Ficción , Léeme / 5 Marzo 2009

 (Y otras novelas protagonizadas por Thursday Next) Hola, querido lector, me llamo Thursday Next y soy una especie de policía literaria en un mundo de ficción en el que, según dicen los críticos, “En el mundo de Thursday Next no hay hooligans del fútbol, sino de la literatura”.  Mis novelas transcurren, pues, en un universo más o menos como el del lector, pero donde la gente da una tremenda importancia a la literatura.  En mi oficio nos dedicamos a perseguir a mafiosos que intentan vender falsas novelas originales de Dickens, a lidiar con grupos extremistas de partidarios de Marlowe, a quien consideran el real autor de las comedias del falsario Shakespeare, unos terroristas que ponen bombas en sus reposiciones teatrales.  También me dedico a impedir que empresas criminales intenten cambiar textos de grandes obras literarias para acomodarlos a sus intereses.  De hecho, en esta novela de “El caso Jane Eyre”, me dedico a buscar a la propia Jane, que ha sido secuestrada, antes de que se arruinen todos los libros que hablan sobre ella y se pierda… -Vaya sarta de tonterías, espero que los lectores de la cosa esta, que no sé muy bien qué es, no crean una palabra….