No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales
Gentes de barro / David Brin
Ciencia Ficción / 14 Junio 2012

David Brin es un excelente (etimología: del latín excellens, “sobresaliente, que excede de la talla de otro”) escritor contemporáneo de ciencia-ficción. En esta novela de 490 páginas nos plantea un futuro donde las personas podrán hacer todas las copias de sí mismas que quieran. Esas copias (gentes de barro), que comparten casi todas las características del original, viven durante un día, al final del cual descargan sus vivencias en el cerebro matriz… y se deshacen. Imagínense ustedes las posibilidades del invento. No voy a dar ninguna pista pero de seguro que a David Brin se le han ocurrido muchas más que al común de los nosotros. Solo en este sentido esta obra ya es divertidísima. Pero además esta novela es un auténtico thriller frenético, con investigaciones, personajes, asesinatos, vueltas de tuerca, emoción, acción… y una gran dosis de pensamiento crítico. Los planteamientos y conclusiones son sorprendentes y muy inteligentes, y se suceden uno tras otro, por lo cual la lectura se hace en todo momento muy amena y gratificante. Consigue que su extrañísimo mundo imaginario se nos haga verosímil y que su personajes, tanto los reales como los clonados (verdaderos protagonistas) se nos vuelvan cercanos, reales, actuales, humanos. Inmenso logro….

La estación de la calle perdido – China Mieville

Al leer este libro te da la impresión de estar metido dentro de un cómic imposible, un cómic que ningún dibujante sería capaz de reflejar, un cómic tan monstruoso, tan enorme, tan desaforado, que muchas veces tienes ganas de dejar la lectura por no seguir compartiendo unos horrores que sobrepasan con mucho la capacidad emocional del ser humano. Porque aquí no se trata solo de seres humanos sino de monstruos de toda calaña, muchos de ellos sencillamente inimaginables, cuyas motivaciones te cuesta llegar a entender y cuyas crueldades sin límite quizá lleguen a divertir al típico adolescente mitómano. Pero yo ni soy adolescente ni mitómano, o sea que lo que siento es que me rebasa la grumosa y desmesurada magnitud de este proyecto posmoderno. Y eso que el libro es bueno. Aunque exagerado, sí, muy exagerado, excesivo… Y no es que la exageración esté mal en sí, pero una exageración tan exagerada, truculenta y en cierta medida repetitiva acaba colapsando la capacidad receptiva del lector. Veamos algunos de los adjetivos favoritos del autor: Obsceno, mohoso, mórbido, hediondo, mezquino, podrido, cavernoso, babeante, coagulante, ajado, descompuesto, inconcluso, turbio, polvoriento, destartalado, precario, titánico, abrupto, impío, exhumado, pugnaz, humanoide, terrorífico, despreciable, cavernícola, patético, herrumbroso,…

La feria de las Tinieblas – Ray Bradbury
Ciencia Ficción / 8 Abril 2012

El escritor norteamericano Ray Bradbury es conocido por sus colecciones de relatos y libros de ciencia-ficción como Crónicas marcianas (1950) y la distopía (sí, el otro día aprendí qué quiere decir esta palabrita) Fahrenheit 451 (1953). El verano pasado escogí en la biblioteca de Sagrada Familia una novela singular. La Feria de las Tinieblas. Para nada una novela perfecta, pero sí muy suculenta. Presenta una estructura de capítulos cortos, de cuatro páginas o menos, lo que da al relato una agilidad tremenda. ¿El estilo? Frases cortas, a veces cortantes. Dinámico y poético. Dicen por ahí que tienes veneno en la piel y que esta es una novela gótica. Paparruchas de marketing. La Feria de las Tinieblas es, sobre todo, una historia de amistad entre Will y Jim Nightshade, los dos muchachos protagonistas. En esto la novela es extraordinaria. ¿Lo tenebroso, gótico, terrorífico? Sí, viaja en tren y no adelanto sorpresas aunque sí quiero decir algo: ojalá os metáis en ese laberinto. «Apareció el tren, eslabón tras eslabón, máquina carbonera, y vagones numerosos y numerados, dormidos y cargados de sueños, que seguían el remolino de luciérnagas, cantos y rugidos de una hoguera soñolienta de otoño (…)». «El tren de la feria…

La Carretera – Cormac McCarthy
Ciencia Ficción , Pelis / 31 Marzo 2012

La sombría novela The Road, de Cormac McCarthy. Es uno de los fenómenos editoriales de los últimos años y uno de los libros más vendidos, a pesar que tras leerlo uno llega a la conclusión de que es imposible saber qué gusta y por qué. En la literatura fantastica de McCarthy la esperanza tiene la silueta de un árbol calcinado y los diálogos son de papel de lija. Al despertar en el bosque en medio del frío y la oscuridad nocturnos había alargado la mano para tocar al niño que dormía a su lado. Noches más tenebrosas que las tinieblas y cada uno de los días más gris que el día anterior. Primera hostia en la frente. No hay excusas, Cormac avisa «y cada uno de los días más gris que el día anterior». Se trata de una prosa absolutamente depurada. Eso es lo primero que sorprende. Nada de adjetivos sobrantes, todo es descarnado como un coche de aquellos fabricados en la antigua RDA. El estilo es casi no hay estilo. Por la mañana se pusieron de nuevo en marcha. Hacía mucho frío. McCarthy podría haber dicho, «Por la mañana se pusieron en marcha, tiritando, pues el frío era intenso….

El nombre del viento – Patick Rothfuss
Aventura , Ciencia Ficción , Fantasía , Léeme / 12 Marzo 2012

Patrick es un recién llegado al mundo de la ficción fantástica y, como todos los recién llegados que se precien, lo hace pisando fuerte. Pisa muy fuerte en publicidad, marketing, merchandising y exageraciones varias donde se le compara con los más eminentes escritores del género. Y, lo siento, pero no. Ha pretendido seguir la estela de los exquisitos tochazos de Canción de Hielo y Fuego, yo creo que más que nada para forrarse a tanto la página. Y lo ha conseguido en términos monetarios, parece ser, porque en artísticos deja mucho que desear. No es que sea malo del todo, no. El chico no escribe mal y tiene alguna que otra idea válida (pocas y poco originales) pero la narración en general peca de morosidad y de sosera. Quizá quien no haya leído mucho lo considere una obra maestra, pero mi experiencia me dice que quien no ha leído mucho se conforma con poco (está muy extendida la idea de que para leer un buen libro tienes que aburrirte), precisamente porque no puede comparar con obras verdaderamente excelentes (la anteriormente comentada, las de Jack Vance, Philip K. Dick, Sapkowski… y todos los magníficos que aún me quedan por descubrir, deo…

Los príncipes demonio – Jack Vance
Cachito , Ciencia Ficción , Fantasía / 1 Diciembre 2011

La segunda trilogía, en orden cronológico, del inagotable Jack Vance, se compone de cinco divertidas novelas de aventuras: El rey estelar, La máquina de matar, El palacio del amor, El rostro y El libro de los sueños. La disculpa argumental es sencilla: un niño contempla cómo unos asesinos matan a toda su familia. ¿Toda? No, porque queda un pariente justiciero que dedica su vida a entrenar al niño para la venganza. Y el niño dedica su vida a la venganza, faltaría más. Hay cinco malos, a uno por libro. La cosa suena a Conan, pero al Conan de los primeros comics, no a aquel figurillas de tobillos finos y dibujos estereotipados en que se convirtió la serie a a partir de un cierto y mediático momento. Pero dejemos al Suarchi, que bastante tiene con sus esteroides. Estos libros, por decirlo claro, son un desmadre absoluto. A veces pasan cosas a toalapiña, otras veces la historia se demora en el grácil caminar de una doncella o en las condiciones objetivas de los trabajadores de palacio. Son ejemplos falsos, pero sí que es cierto que toda la serie da la impresión de que su creador pasaba por momentos… curiosos, de esos tan…

La mano izquierda de la oscuridad – Ursula Leguin
Cachito , Ciencia Ficción / 6 Octubre 2011

Esta mujer escribe estupendamente, tiene una imaginación envidiable y coordinada, una sensibilidad social importante,  una penetración psicológica certera, un humor sutil e irónico… En fin, son tantas las virtudes como escritora de Ursula Leguin que no puedo sino recomendarla a cualquier recién llegado a la ciencia ficción (los veteranos la conocen de sobra). Sin embargo, con toda la necesaria carga de subjetividad con que armo estos comentarios morrocotudos, diré que La mano izquierda de la oscuridad me parece un pelín aburrida y de ritmos caprichosos: unas veces pasan las cosas volando, otras veces se demoran demasiado. Es una pena porque si consiguiera mantener el interés del lector tal y como lo hace, no sé, una buena escritora de novela negra (por ejemplo Sue Grafton, de quien de vez en cuando leo alguna letra; por cierto, les recomiendo cualquiera de sus novelas del alfabeto desde este paréntesis y así me ahorro unos cuantos comentarios), sería la caña. Han leído bien, la caña. Y, sin mayor explicación, pasemos a las citas, que hoy la sección viene nutridilla. Convertido en imbécil. Precioso. Harmes, de belleza todavía célebre, y que fuera secuestrado, mutilado y convertido en imbécil por partidarios de la facción mediterránea. Está…