No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales

ORA:CLE – Kevin O’Donell

22 Septiembre 2011

Opiniones, Racionalizaciones, Asesoramientos: Consejeros por Lazo Electrónico. El protagonista de esta novela trabaja respondiendo preguntas concernientes a su especialidad, la historia clásica china, sin moverse de su apartamento. Salir a la calle está prohibido por culpa del agujero de ozono y de unos extraterrestres que vuelan cuan grullas y matan muy deportivamente.

 Por lo que he visto por ahí este escritor no goza de especial reconocimiento. La novela tampoco parece que haya suscitado grandes entusiasmos entre la comunidad fantástica. Me da igual: es muy divertida. A pesar de algunos fallos, tales como el final apresurado, se lee con mucho interés.

 Lo que más me ha gustado de esta novela es la naturalidad con la que aceptas todo lo que sucede. Las cosas que pasan no se te hacen ajenas sino que las interiorizas con suma facilidad: control del poder, de la información, partidos políticos absurdos, desastre ecológico, robots de reparaciones, internet cableado en el coco, aparatos que no funcionan con demasiada frecuencia… todo lo tomas como cotidiano… incluso la amenaza de un desastre absoluto en manos de unos extraterrestres implacables. Pero la vida sigue, y esa vida no deja de sorprenderte… moderadamente, porque casi todo puede leerse como una lógica evolución (una cualquiera) del mundo actual. Lo de los asesinos alados pone el toque de color inquietante.

Otra cosa que me ha encantado es el humor. Todos los capítulos acaban con 10 noticias, 10, las más importantes de cada día (las más solicitadas, que esto parece el twitter). Y aquí es donde Kevin O’Donell se pone estupendo lanzando una batería de comentarios cachondos y sorprendentemente “anticipadores”. Parece mentira que este libro se escribiera en los 80. Observen las citas:

Una de anticipación pura y muy dura.

 El mercado de valores ha bajado más de cuarenta puntos esta mañana en las bolsas europeas…

Problemas del futuro.

 En un mundo donde cabalgaban los Tres Jinetes del Apocalipsis –exceso de anhídrido carbónico, tecnología inestable y alienígenas hostiles- había que cuidar mucho la supervivencia.

Crudo y práctico clientelismo.

 La política contemporánea… le desconcertaba… un partido aseguraba protección policial, otro la retirada de las basuras y un tercero los servicios al consumidor…

Esta sí que es cachonda.

En una conferencia de prensa convocada rápidamente a las 12:30 de hoy un portavoz de Sah negó los persistentes rumores de que el futuro esposo de la cantante pop sea un residente permanente del Hospital para Seniles Incurables de Da Nang.

Potente argumento en cuatro líneas.

 En El Cairo, un teleoperador de Reparaciones Inmediatas, furioso por haber sido llamado cuatro veces a la misma casa en tres días, degolló y descuartizó a una mujer de ochenta y siete años, y estaba echando los trozos del cadáver al triturador de basuras cuando llegó la policía y lo ejecuto allí mismo.

Pulla antirockera, supongo. Muy gracioso.

 Premiado autor de un estudio sobre la relación entre la música del siglo XX y la Gran Depresión de 2010.

¿Gran Depresión en el 2010?

Alberto Arzua

(Visited 34 time, 1 visit today)

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cinco =