Amélie Nothomb

Amélie Nothomb    
     Esta sí que es una tipa curiosa. Belga, nacida en Japón, ha publicado una novela al año desde 1992. Ella dice que escribe tres y publica una. Vamos, que se lo pasa pipa. Sus novelas son cortitas, de 150 páginas más o menos, pero muy intensas y con argumentos de una originalidad sorprendente. Vamos a ver si me acuerdo de los planteamientos de las que llevo leídas hasta el momento:
     
     Metafísica de los tubos (Anagrama, 2001). Habla de su propia infancia, prácticamente desde el nacimiento. Lo curioso es que quien empieza hablando es el propio Dios. Si lo piensas bien, resulta muy lógico.
     
     Biografía del hambre (Anagrama, 2006). Cuenta las experiencias anoréxicas de ella y de su hermana.
     
     Estupor y temblores (Anagrama, 2004). Aquí te tronchas con sus vivencias como trabajadora en una empresa japonesa tremendamente rígida. Gran Premio de Novela de la Academia Francesa en 1999. Llevada al cine por Alain Corneau en 2003.
     
     Cosmética del enemigo (Anagrama, 2003). Un tremendo pesado le empieza a soltar la chapa a un ejecutivo en la sala de espera de un aeropuerto. Sigues leyendo y se te va descolgando la mandíbula de la sorpresa, o sea que no lo cuento. Han hecho una obra de teatro de bastante éxito que se pudo ver el año pasado en Bilbao. Toda la novela es un único diálogo.
     
     Péplum. Esta la estoy leyendo ahora mismo. Trata de una chavala (siempre su alter ego, o mejor dicho, su propio ego) a la que se le ocurre la posibilidad, en una conversación informal, de que el trabajo que hizo el Vesubio recubriendo Pompeya de lava, pudo haber sido planeado en un futuro para conservar así sus tesoros. Los del futuro, en el año 2580, la llevan allí para que no se chive y se estropee el invento. La chica pide explicaciones. Y se las dan. Un monumento al caos espacio-temporal. Todavía no sé como acaba. También está escrita a base de diálogos.
     
     Diccionario de nombres propios (Anagrama 2004). La tengo en casa pero todavía no la he leído. Parece ser que cuenta la vida de su propia asesina a través de los nombres propios que la susodicha matona pronuncia antes de matarla. Ya te digo.
     
     Resumiendo, como escribe (publica) una al año desde 1992, lleva publicadas… eeeh… 2008-1992= 17. Pues no, porque algún año ha escrito más de una. Total, mirando en Wikipedia me informo de que lleva 23 publicadas la muy jabata. Si son todas tan divertidas tenemos juerga para rato. En castellano hay 14.
     
     Además de por sus argumentos, la obra de esta excepcional mujer, nacida en 1967, destaca por la facilidad con la que escribe (sobre todo diálogos, es algo espectacular), por el uso atildado de un lenguaje muy sencillo, por la falta total de pudor al narrar sus vivencias y por la aplastante lógica cartesiano-sentimental que despliega en sus argumentaciones. Una gozada

  

Alberto Arzua

Esta entrada fue publicada en Novela. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.