No hay que dejar los libros en manos de los intelectuales

Fiesta para una mujer sola / Ángel Vázquez

2 Marzo 2009

fiesta Esta es la novela maldita de un autor maldito. En 1964, dos años después de ganar el Premio Planeta e instigado por su editor, Ángel Vázquez publicó Fiesta para una mujer sola. La censura franquista retuvo la novela para impedir que se distribuyera en la Feria del Libro y la condenó al silencio y al olvido, en connivencia con la crítica más moralista de la época. 

 
En este título aparece ya ese universo tangerino extraño y libre que sirve de escenario a La vida perra de Juanita Narboni, la última obra de este autor, considerada una de las grandes novelas españolas del siglo XX, llevada al cine en 2006 por Farida Beniyazid. En Fiesta para una mujer sola la rancia España de los años 60, adormecida por los humores del brasero bajo la mesa camilla, se contrapone a la libertad que se respira en la ciudad internacional de Tánger, donde la convivencia entre judíos, musulmanes y cristianos construye un espacio vivo, conflictivo y extraño. El rosario diario del nacionalcatolicismo frente a la sexualidad hedonista de una ciudad en el norte de África. 
 
En palabras de la novelista Sonia García Soubriet, que ha editado y prologado esta edición: «Fiesta para una mujer sola cuenta una historia diferente cuya modernidad, cuarenta y cinco años después de su fecha de publicación, asombra. […] Una novela injustamente olvidada que nos descubre una nueva faceta de un escritor y de un mundo que nadie mejor que él nos supo contar».
 
REY LEAR EDITORES
Edición: Sonia García Soubriet
Prólogo: Sonia García Soubriet
Páginas: 256
Formato: 15,5 x 23,5 Rústica con cuadernillos cosidos al hilo
Precio aprox: 17,95 €
ISBN-13: 978-84-92403-23-3
 
angel-vazquez

Ángel [o Antonio] Vázquez (Tánger, 1929 – Madrid 1980) es considerado el último autor maldito de la literatura española del siglo XX. Tímido, alcohólico, casi siempre agobiado por la precariedad económica, su escasa obra —tres novelas y once cuentos— ha ido ganando importancia con el paso del tiempo. Los problemas económicos de su familia le obligaron a dejar de estudiar a los 18 años. A partir de entonces devorará los volúmenes de la biblioteca pública de Tánger y, misteriosamente, aprende a hablar varios idiomas. Su inquietud intelectual también le lleva a colaborar en el diario tangerino España que dirigió Eduardo Haro Tecglen, con quien Ángel Vázquez mantendría una buena amistad. En 1962 obtuvo el Premio Planeta por Se enciende y se apaga una luz y en 1964 Fiesta para una mujer sola, que la censura maltartó y silenció. Al comienzo de la transición publicó La vida perra de Juanita Narboni (1976), considerada una de las grandes obras de la literatura española del siglo pasado.

 

Leiaa

 

(Visited 27 time, 1 visit today)

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − uno =